Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

RETABET BILBAO BASKET

Sulejmanovic, última pieza en un Bilbao Basket de vuelta a ACB

El jugador bosnio, un héroe en Lugo tras el ascenso hace un año, será el quinto pívot, aportará versatilidad y será el revulsivo en Miribilla. Falta por resolver a Edu Martínez.

Sulejmanovic, última pieza en un Bilbao Basket de vuelta a ACB

Equipo cerrado. O casi. El Bilbao Basket ya tiene las once fichas para reiniciar su aventura en ACB. Y la duodécima es solo cuestión de protocolo. Se le escapó Demetrio, uno de los que fraguaron el ascenso, al que le llegó en el Flamengo una oferta por el triple de lo que le ofrecían en Bilbao. Y ha encontrado muy pronto ese perfil de cuatro-cinco con el que pretendía completar una manita de pívots. Emir Sulejmanovic (24 años recién cumplidos) es el elegido para cerrar el equipo. De exbreoganista a exbreoganista. Quería Mumbrú tener dos bases, cinco habitantes en el perímetro y otros tantos jugadores por dentro para afrontar con más garantías el día a día, tener un punto más de versatilidad y agresividad, y ante posibles contingencias.

Lammers y Balvin son los cincos. Y como cuatros, el club hizo oficial la renovación de Cruz (tenía un año opcional y había que confirmarlo) y aún falta por poner el sello final al lituano Kulboka, una mano prodigiosa que en ocasiones pasará al tres. Sulejmanovic, jugador bosnio de 2,04 metros, busca una estabilidad en la ACB tras años de incertidumbre y movimiento. Es un héroe en Lugo, donde con unos tiros libres materializó el regreso a la ACB 12 años después. La pasada temporada promedió en el equipo del Pazo Universitario 5,5 puntos y 5,2 rebotes por partido en 17 minutos de presencia en cancha por partido.

A Sulejmanovic se le recluta para ese papel de revulsivo que tanta falta va a hacer en ocasiones. Va a caer bien en Miribilla por su carácter, como Vasileiadis. Gracias a ese hambre que demuestra sobre el parqué, es buen reboteador y aunque no tiene muchos recursos para despuntar en ACB, cerca del aro sabe buscarse la vida a base de tesón. Además, conoce su rol perfectamente, ya que pasó de ser un actor principal en LEB en Lugo a un 'fontanero' para tapar huecos y contagiar su ímpetu. Sule tiene una historia conmovedora detrás de sí. Nació cerca de Srebrenica, y junto con su familia tuvo que emigrar por la Guerra de los Balcanes. Aterrizaron en Finlandia, donde Emir comenzó a dar sus primeros pasos en el mundo de la canasta. Llegó a ser internacional Sub-16 y Sub-20 con el combinado nórdico. Luego pasó por el Unión Olimpia y el Barcelona anduvo fino fichándolo, ya que se veía que el chaval iba para figura. Pero ya se sabe que la cantera del Barça últimamente está sólo de adorno. Fue cedido al Orlandina Basket italiano y salió del club azulgrana. Pasó luego por el Cibona y le contrató el Fuenla, otro club muy vivo a la hora de poner el catalejo sobre posibles perlas. Pero no apostó del todo por él y le cedió dos años seguidos al Breo.

El que tampoco acaba de engrasar del todo su cantera y su apuesta por los jóvenes es el Bilbao Basket, que sacó hace dos años a Mendikote de Zaragoza y le firmó por cuatro, pero acaba de anunciar la desvinculación del jugador de Sestao. En la capital vizcaína falta por resolver la situación de Edu Martínez, que tiene también un año opcional pero el club trata de rescindirle. El alero riojano ha contado con una oferta de LEB pero prefiere esperar otras opciones. Si todo va como espera el RETAbet, Rigo está a la escucha.