Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Fórmula 1
1 1h58:33.667

S. Vettel

Ferrari

2 a 2.641

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 3.821

M. Verstappen

Red_bull

12 a 35.974

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Holandesa
FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

3

Feyenoord Feyenoord FEY

3

FINALIZADO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

1

FINALIZADO
PSV PSV PSV

1

Ajax Ajax AA

1

Fenerbahce Fenerbahce

Semifinal - Jornada 1

73

Finalizado

92

Anadolu Efes Anadolu Efes
  • 1C20-19
  • 2C20-26
  • 3C17-23
  • 4C16-24

EUROLIGA | FINAL FOUR

Shane Larkin pide paso en la fiesta de Zeljko Obradovic

El base, la gran estrella de un Anadolu Efes que disputará su primera Final Four desde 2011, superó gracias al baloncesto un trastorno obsesivo-compulsivo.

Shane Larkin es el absoluto líder del Anadolu Efes y ha llevado al club turco a su primera Final Four desde 2001. El base nacido en Cincinnati hace 26 años y máximo anotador de los playoffs, con casi 20 puntos por partido, se cuela en la fiesta de Obradovic en el derbi turco ante el Fenerbahçe. Aspira a decidir la semifinal por talento y es admirado por su increíble espíritu de superación.

"Era un niño hiperactivo. Me gustaba moverme, correr, saltar y tocar cosas", confiesa. De ahí que optara por el baloncesto, donde la actividad es constante. El deporte de la canasta le sirvió para domesticar un trastorno obsesivo-compulsivo que sufría. Una de sus grandes manías era lavarse las manos ocho veces seguidas, simplemente por tocar una alfombra o que le rozara su perro. Llegó a sangrar por ello. "No podía apretar el botón del ascensor o el grifo para abrir el agua", relata. Notaba la suciedad. Al jugar a baloncesto olvidaba que estaba en contacto con otros cuerpos, tocando un balón que también manejaban otras manos sudorosas.

El número 0 del Efes es el típico jugador a caballo entre la NBA y Europa. Destacó en la Universidad de Miami y ambicionaba hacerse hueco entre los más grandes, pero vio que en el Viejo Continente le podían pagar hasta más que en su país. El Baskonia pretendía ir al derecho de tanteo hace dos temporadas para igualar una oferta del Barcelona por seis millones de euros en dos años (pretendían que fuera el sustituto de Rice), pero al final ambos se quedaron con dos palmos de narices. Firmó por Boston Celtics, donde cobró 1,4 millones de dólares por un curso. En sus inicios fue dando vueltas por Dallas, Nueva York y Brooklyn.

Su padre es Barry Larkin, una figura del béisbol cuya camiseta, con el número 11, está retirada por los Cincinnati Reds, y que en 2012 entró en el Salón de la Fama. Tiene dos tíos también famosos: Byron jugó en la Liga Universitaria de baloncesto con Xavier y Stephen, en la Major League de béisbol.

El Fenerbahçe, sin Datome y Lauvergne

El Fenerbahçe tiene las bajas de Lauvergne y Datome, y las dudas de Vesely y Kalinic, lo que iguala las fuerzas en el derbi turco. Obradovic aspira a su décimo título, cifra inalcanzable para el resto de los mortales.