Competición
  • Clasificación Eurocopa

EUROLIGA

Felipe Reyes: “Es una locura tener que jugar tantos partidos”

El capitán del Madrid cree que el nuevo calendario perjudica la salud de los jugadores. Y asegura: “En este playoff no contaremos con la ayuda de Llull”.

Felipe Reyes presentó en El Corte Inglés de Castellana, en Madrid, la nueva campaña de tallas grandes (Big Man) en la que ejerce de modelo. Ropa especial para gente como él de más de dos metros y cien kilos. El capitán del Madrid habló de la moda y de lo que se le avecina al Madrid, con el playoff de la Euroliga a la vuelta de la esquina: “Quizá perdimos confianza en semanas anteriores, donde no hicimos el baloncesto que nos hubiera gustado. (…) Ante Calathes hay que defender como equipo y de manera más intensa de lo que lo hemos hecho últimamente”.

Y también habló de un calendario que cada vez tiene más jornadas. El próximo curso la Euroliga tendrá cuatro partidos más y podría llegar a disputar hasta 93 solo con el Real Madrid. Porque da ya por hecha su renovación y seguirá en activo hasta los 40 años. “Va a ser durísimo, asusta un poco. Cuando hay tantos encuentros y tantos viajes no es bueno para el deportista, necesitamos descanso y no lo tenemos. Es normal que ahora haya lesiones con más frecuencia. Ojalá que se hiciera todo de otra forma. Lo hemos dicho desde el principio, desde hace dos años, que era una locura disputar tantos partidos. Hay que pensar un poco más en el jugador”.

Más lesiones, como la de Sergio Llull, al que Reyes no ve de vuelta ante el Panathinaikos, al menos en los cuatro primeros partidos de la serie: “Con una lesión muscular no puedes precipitarte. En este playoff no contaremos con su ayuda y ojalá que nos clasifiquemos para que nos pueda echar una mano en la Final Four”.

La fase decisiva de la temporada. “Antes del playoff ante el Panathinaikos, tenemos un partido de Liga importante (este domingo frente al Obradoiro). Queremos llegar a la eliminatoria jugando bien y con una confianza que quizá perdimos en semanas anteriores, donde no hicimos el baloncesto que nos hubiera gustado. Hay que llegar al cruce en las mejores condiciones posibles porque será durísimo. Tenemos el factor cancha a favor, pero no es definitivo, ya vimos lo que pasó el año pasado cuando le arrebatamos esa ventaja de pista al Panathinaikos. Tenemos que hacer dos buenos partidos en Madrid para viajar a Atenas con un margen de dos victorias, aunque será muy difícil”.

El nuevo calendario con más partidos en la Euroliga. “Llevamos dos temporadas jugando muchísimos partidos y en la que viene nos meterán cuatro más en la Euroliga. Ya sabíamos que iba a pasar… ahora prefiero pensar en el presente y la temporada que viene ya veremos, pero será durísima. Cuando hay tantos partidos y tantos viajes no es bueno para el deportista, necesitamos descanso y no lo tenemos. Es normal que haya lesiones con más frecuencia. Los jugadores no podemos hacer nada, ojalá que se hiciera todo de otra forma para que hubiera menos encuentros, pero es lo que hay y tenemos que aceptarlo. Los jugadores que vayan al Mundial van a tener muy poco descanso, si ves la cuesta arriba de la temporada que viene con tantos partidos asusta un poquito. Lo hemos dicho desde el principio, desde hace dos años, que era una locura jugar tantos partidos. Hay que pensar un poco más en el jugador, pero lo han decidido así y hay que aceptarlo”.

La lesión de Llull. “Está fastidiado porque le llega en un momento complicado, cuando nos jugamos algo importante en el playoff. Está haciendo todo lo posible para recuperarse cuanto antes, pero ante una lesión muscular no puedes ni precipitarte ni adelantarte porque luego puede ser peor. Hay que tomárselo con calma para volver a tope. En este playoff no contaremos con su ayuda y ojalá que nos clasifiquemos para que nos pueda echar una mano en la Final Four”.

El peligro de Nick Calathes. “Si queremos ganar a un equipo tan fuerte como el Panathinaikos, tenemos que parar a sus jugadores importantes y para ellos Calathes es el eje sobre el que gira el equipo. Un base capaz de dar 18 asistencias el otro día, el que hace jugar a sus compañeros. Para ganarles no se debe sentir cómodo, tenemos que hacer que no vea en ataque el pase fácil y para eso hay que defender como equipo y de manera mucha más intensa de lo que lo hemos hecho últimamente. Si conseguimos pararle, tenemos muchas más opciones, aunque el Panathinaikos no es solo un jugador, tampoco debemos obsesionarnos porque hay otros jugadores que nos lo van a poner muy difícil”.

La renovación hasta 2020. “Por ninguna de las dos partes hay problemas, siempre nos hemos entendido muy bien y todo se cerrará cuando sea el momento. Es lo que queremos las dos partes”.

Y una vez retirado. “Me gustaría seguir vinculado al baloncesto, que es lo que llevo haciendo desde los diez años y hasta el momento se me ha dado bastante bien. Creo que en un futuro podría ayudar bastante a los jóvenes, para mí sería lo ideal”.