Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa
Limoges
74
FIN
79
Valencia Basket

EUROCUP | TOP-16

El Valencia tumba al Limoges y da otro paso clave en el Top-16

El Valencia tumba al Limoges y da otro paso clave en el Top-16

ALBERTO IRANZO

DIARIO AS

Dubljevic, con 29 puntos de valoración, lidera el triunfo taronja ante el conjunto francés. Los de Ponsarnau suman su segundo triunfo en el Top-16.

El Valencia Basket se ha propuesto cobrarse viejas deudas pendientes en este top-16 de la Eurocup. Si hace una semana se quitó la espina de la derrota en la final ante Unicaja de 2017, en Francia enterró otro viejo fantasma. El conjunto taronja se impuso al Limoges (74-79) y se vengó de su eliminación en el mismo torneo en la temporada 2015-16. Al margen de saldar las cuentas pendientes, el Valencia también vive del presente en la Eurocup y éste es prometedor. El equipo de Ponsarnau lidera con solvencia su grupo tras lograr su segunda victoria consecutiva en un torneo que sigue siendo fetiche para Dubljevic, clave con sus 29 puntos de valoración.

El miedo del Valencia pasaba por la facilidad anotadora del Limoges desde el triple, ya que el cuadro francés llegó al partido con la etiqueta de ser el más efectivo desde el 6,75. Sin embargo, la fiera estuvo dormida y apenas despertó del letargo. El conjunto taronja supo contrarrestar en todo momento el poderío ofensivo de su rival e incluso aceptó la invitación al 'concurso' de triples. Valencia tiró más de fuera, quizás como arma intimidatoria.

La escuadra de Ponsarnau salió dormida. De hecho, encajó un 7-0 sorprendente nada más empezar. Al Valencia siempre hay que pincharle para entrar al partido y el Limoges lo hizo. Eso sí, cuando la máquina taronja se calentó ya no soltó el control del partido hasta el final. Del 7-0 se pasó a un parcial demoledor a favor de los valencianos (1-17). Con un +10 se llegó al final del primer cuarto.

Cuando Miles, la estrella del Limoges, empezaba a entonarse desde el triple, el alero vio la cuarta falta y tuvo que sentarse en el banquillo. El Valencia lo aprovechó para mantener una renta cómoda que osciló entre los 10 y los 14 puntos durante el segundo y el tercer cuarto.

Al Valencia sólo se le complicó un poco el choque al final. Cuando parecía que lo tenía ganado, el último impulso del Limoges le arrinconó. Pero ahí apareció la experiencia del conjunto taronja para controlar el choque y amarrar la victoria en el partido 600 de Rafa Martínez con la camiseta del Valencia.