Temas del día
España
94
FIN
90
Japón

ESPAÑA 94-JAPÓN 90

Ndour salva a la Selección de las francotiradoras japonesas

Anna Cruz, con el balón ante la defensa de la jugadora de Japón, Mizushima.

Ramón de la Rocha

EFE

La pívot llevó el partido a la prórroga y desmontó a las niponas en el tiempo extra. Buen partido de Marta Xargay y Queralt Casas. Alba Torrens tuvo minutos.

España mantiene impecable su currículum veraniego. Después de ganar a Japón en la prórroga en un partido que tenía perdido a cuarto décimas del final, suma cinco de cinco en los amistosos disputados (siete de siete si contamos los dos contra las niponas en julio). A seis días para el comienzo del Mundial de Tenerife ante este mismo rival, la Selección volvió a demostrar su capacidad de sufrimiento y que nunca se da por vencida.

El equipo nacional entró bien en el partido. Sin Silvia Domínguez (esguince de tobillo), pero con los primeros minutos de Alba Torrens en esta preparación, la Selección se aprovechó durante los primeros minutos de la superioridad de Ndour en la zona. La pívot anotó seis de los primeros ocho puntos de España y puso la máxima ventaja local del duelo (8-2). Pero las niponas reaccionaron con una exhibición desde el perímetro: 5 de 8 al acabar el primer cuarto y 8 de 16 a mitad del segundo para dar la vuelta al marcador (15 de 38 al final). “En todos sus tiros estamos hundidas”, clamaba Mondelo. Entre la correosa base Motohashi y la efectiva Miyazawa, las campeonas de Asia alcanzaron el descanso dos tantos arriba (37-39), a pesar de los buenos minutos de Leo Rodríguez y el dominio aplastante de España en el rebote (21 a 13).

Los problemas padecidos por la Selección en los primeros 20 minutos, no desparecieron en los siguientes 20. La velocidad y versatilidad japonesa dejaba sin oxígeno a los sistemas que ofrecía Mondelo. Y sus jugadoras solo contestaban a latigazos individuales: Queralt Casas lució desde el tercer cuarto (12 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias para 22 de valoración) y Marta Xargay surgió en el último (21). A 25 segundos para la conclusión, Rodríguez descerrajó un triple desde la esquina que parecía el punto final (77-76). Sin embargo, la incombustible Motohashi (20 puntos) contesto de inmediato. Dos tiros libres de Ndour, con solo cuarto décimas en el reloj, llevó el duelo a la prórroga (78-78). La jugadora de Chicago Sky dominó con puño de acero el tiempo extra: siete tantos llevaron su firma y alargó el dominio sobre unas niponas que no ganan a las nuestras desde 1995.

0 Comentarios

Normas Mostrar