LaLiga Santander
Premier League
Ligue 1
Rennes REN

-

PSG PSG

-

Liga Holandesa
Feyenoord FEY

-

Utrecht UTR

-

Groningen GRO

-

AZ Alkmaar AZ

-

FC Emmen EMM

-

Zwolle ZWO

-

PSV PSV

-

Ajax AA

-

Liga Belga
Gent GNT

-

Brujas BRU

-

Anderlecht ADL

-

Standard SDL

-

Cercle Brugge

-

Genk GNK

-

Liga Rumana
Steaua STE

-

FC Dunarea Calarasi DCA

-

Liga Turca
Kasimpasa KAS

-

Alanyaspor ANY

-

Antalyaspor NTL

-

Sivasspor

-

Akhisar Belediyespor AKI

-

Galatasaray GAL

-

Liga Uruguaya - Clausura
El Tanque Sisley TAN

-

Atlético Fénix FEN

-

Boston River BRI

-

Rampla Juniors RAM

-

Peñarol PÑL

-

Torque TOR

-

Club River Plate RIV

-

Defensor Sporting DEF

-

Cerro CER

-

Racing de Montevideo RAM

-

Montevideo Wanderers FC MOW

-

Progreso

-

Liga Venezolana - Clausura
Deportivo La Guaira LGU

-

Trujillanos TRU

-

Atlético Venezuela VEN

-

Mineros de Guayana MIN

-

Deportivo Táchira DTA

-

Portuguesa F.C POR

-

Estudiantes de Caracas ECA

-

Academia Puerto Cabello APC

-

Deportivo Lara GLA

-

Estudiantes de Mérida ETM

-

Zulia ZUL

-

Metropolitanos MET

-

Mundial Baloncesto Femenino
Argentina ARG

-

Australia AUT

-

Canadá CAN

-

Corea del Sur KOR

-

Bélgica BEL

-

Japón JAP

-

Senegal SEN

-

Letonia LET

-

Francia FRA

-

Grecia GRE

-

China CHN

-

Estados Unidos USA

-

Nigeria NIG

-

Turquía TUR

-

ATP Metz
Matthias Bachinger BAC
-
Gilles Simon SIM
-
ATP San Petersburgo
Dominic Thiem THI
-
Martin Klizan KLI
-
WTA Premier Tokio
EN JUEGO
Naomi Osaka OSA
1
Karolina Pliskova PLI
1
WTA Seúl
Ajla Tomljanovic TOM
-
Kiki Bertens BER
-

ASTV

CSKA 93 – REAL MADRID 87

El Madrid en Moscú: de repaso histórico a rozar la remontada

Los blancos firmaron su peor primer cuarto de siempre en la Euroliga y en el minuto 21 perdían por 26 frente a un magnífico Sergio Rodríguez. De ahí al final recortaron 20 puntos.
Baskonia - Real Madrid, en directo: Final ACB Liga Endesa 2018018

Un equipo salió a morder, a demostrar por qué es el líder, a vengar la derrota de la ida (82-69 en el Palacio), y el otro a verlas venir. Sin concentración, sin energía y sin espíritu colectivo. Vistos los primeros dos minutos, visto el desenlace. Como dijo en su día Lucio Angulo, no hacía falta ser Aramis Fuster para saber lo que iba a pasar. El Madrid completó su peor primer cuarto en este siglo, es decir, desde que existe la Euroliga: 33-11 (25-4 le había ganado el Barça en la 2015-16). Cuatro de valoración total en el primer acto con 4 de 14 en lanzamientos de dos y 1 de 8 en triples.

En el ejército rojo, todo fluía. Tiros, tiros y más tiros. Muchos sin oposición. Enorme poder de fuego en el uno contra uno. Y quien llevaba el estandarte moscovita era Sergio Rodríguez. Ocho tantos entonces, y 18 al final. Porque yo lo valgo, gritaba el Chacho. No falló su primer intento hasta mediado el tercer periodo y la brecha alcanzó los 26 puntos (57-31, minuto 21). Y cuando ya no había quien suturara la herida, surgió con orgullo el Madrid de las remontadas imposibles. No lo logró porque era utópica, pero soñó con ella. Pasó de ese -26 a ponerse solo a ocho (78-70) cuando aún restaban cinco minutos y parecía hasta viable.

Dignidad y talento

Tiró de dignidad y de talento para liderar dos parciales que le reanimaron: 9-21 en seis minutos del tercer cuarto después de dos triples de Doncic y otros dos de Campazzo, el último con tiro libre adicional, y 0-10 en el inicio del último, que empezó con un -18 (78-60). Ahí, en el cierre del tercer periodo, pudo estar la clave. Higgins cortó la hemorragia local, primero con un triple y luego con un 2+1. Descontar 18 puntos en diez minutos no se contemplaba, pero aun así el Madrid lo buscó con ahínco.

Salvó el basket average, lo que tampoco es demasiado dada la marcha firme del líder. Pero salvó sobre todo su autoestima y le metió el miedo en el cuerpo a Itoudis y los suyos. Del 38-4 en valoración al 95-97 final para el Real. Dos partidos en uno, y en el segundo dos arreones blancos con dos quintetos diferentes. En el del tercer cuarto estaban Campazzo, Carroll, Doncic, Randolph y Tavares. Y en el último Campazzo/Doncic, Carroll, Rudy, Thompkins y Reyes.

Partido 500 o no de Laso, ganó el CSKA, otra vez, igual que en los últimos diez años. El demarraje inicial que lideró el Chacho sin De Colo en pista fue demasiado salvaje. A su lado Clyburn, que pasó por encima de Yusta, y Kurbanov hicieron bastante pupa. Aleros capaces de ejercer de falsos pívots, pero que botan y rompen desde fuera. Baloncesto moderno.

0 Comentarios

Mostrar