Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes
Estás leyendo

San Emeterio: "Con las Ventanas estaremos entre la espada y la pared"

EUROBASKET | SELECCIÓN

San Emeterio: "Con las Ventanas estaremos entre la espada y la pared"

San Emeterio: "Con las Ventanas estaremos entre la espada y la pared"

Juan Carlos Hidalgo

EFE

"Lo que le robaría a Navarro es su cabeza, su mentalidad. Eso de decir: 'ahora'. Aún le queda alguna gran tarde...", dice a AS el alero cántabro.

Estambul

Cuentan que Fernando San Emeterio (1-1-1984, Santander) es uno de los líderes del vestuario. Habla con sentido común y admite que los jugadores van a tener un problema en noviembre.

-Acaba de cumplir 100 partidos con la Selección. No es fácil en esta época dorada del baloncesto.

-Es un orgullo. Cuando los veía jugar desde la tele, soñaba con poder estar algún año con este grupo. Me llegó. Poder jugar cien partidos con este grupo me hace estar contento.

-¿Recuerda cómo entra en este grupo?

-Fue en 2010 y vine, como luego ha sucedido todos los años, sin un rol claro y sin saber si entraría entre los doce o no. Lo que se ve desde fuera es lo que hay dentro. Por compañerismo, buen rollo, staff... Yo ya conocía a Marc y ahí me introduje en el grupo. Son grandes amigos.

-Dicen que forma parte de ese núcleo duro de los Navarro, Marc, Pau… No es tan fácil entrar ahí.

-Yo siempre me he sentido cómodo aquí. He estado a gusto y me he sentido parte importante del grupo.

-¿Y qué le une a ellos?

-Cada uno que viene aquí desconecta de lo que es su club y cambia su rol. Y además hay tiempo para disfrutar, pasarlo bien en los días libres, disfrutar. Yo en Valencia tengo compañeros españoles pero para muchos de ellos, los que están en la NBA, es el momento de estar en un grupo de amigos. En la NBA es más complicado. Es el momento de desconectar un poco, de jugar en tu país. Que te vean familiares amigos jugar en la gira. Y por supuesto el honor de representar a un país entero. Eso tiene todos los ingredientes para disfrutarlo.

-Por su espíritu sus 33 años tenga que llenar su ego. ¿Cómo es pasar de ser el que se juega el último balón en Valencia a ser ‘uno más’ en la Selección?

-Las responsabilidades sí son las mismas. Lo que no es lo mismo, tal vez, es el momento de los tiros decisivos, cuando tienes el balón en la mano. Pero todos los roles son importantes en un equipo y me acostumbro bien, me adapto bien. No hago nada al diez pero sí hago bastantes cosas al siete. Pongo énfasis en las cosas que necesita el equipo. Es la manera que he tenido de llegar a los 100 partidos en la Selección.

-Pero sí es cierto que su rol ha crecido después de la lesión de Llull. Para empezar, es titular.

-Lo primero que tuvimos claro es que sabíamos que no íbamos a encontrar otro Llull porque es imposible. Había que buscar soluciones y eso pasaba por que jugase yo unos minutos al dos. Evidentemente, sabiendo que tenemos a Navarro. Y luego, que también Ricky compartiría minutos con el Chacho. Había que olvidarse de Llull y de quién iba a ser Llull. De momento lo estamos haciendo bien.

-Usted mismo reconoce que ha estado siempre al límite de venir o no venir. ¿Le condiciona cuando juega con su club durante el año, le presiona?

No. La verdad que no. Y este año menos porque desde febrero tuvimos una vorágine brutal en Valencia. Quizá es el año que menos he pensado. Con ilusión y sabiendo que si hacía las cosas bien podía ir, pero centrado en mi club.

-¿Representa el éxito de los clubes que apuestan por el producto nacional que haya cuatro jugadores del Valencia en este Selección?

-Para Valencia esto es brutal. Es histórico para el club y echémosle la culpa de esto a Chechu Mulero por verlo antes que nadie y a Pedro Martínez por haber moldeado a todos. Viendo a cuatro jugadores en la Selección, contemos que Oriola aún es nuestro, la gente quizá entiende y ve ahora por qué Valencia es lo que ha hecho. Y sí. Es importante tener una base de nacionales que saben lo que es la Liga, que saben lo que es transmitir qué es el club a clubes extranjeros. Creo que es importante y que han acertado en Valencia y siguen acertando porque hemos incorporado a Abalde

-Tiene una medalla olímpica, Eurobasket, Ligas. ¿Cómo va renovando objetivos?

-Pues año a año, soy de la opinión de que cuando lo haces una vez quieres más. Lo difícil es la primera y, cuando has vivido lo que es, quieres más. Este año ha sido espectacular. Aparte de la Liga, jugar la Copa como jugamos y la Eurocup salvo ese desgraciado último partido, hemos disfrutado jugando, hemos mejorado. Hay que ir disfrutando reto a reto. Sería mi tercer Eurobasket pero hay que llevarlo al colectivo.

-¿Y es verdad que uno disfruta cada vez más cuando se va haciendo mayor?

-Sí. Lo dije cuando gané la última Liga con Valencia. Cuando gané la primera, te pilla con 24 años y dices: ya vendrás más. Con 32 o 33 años y estando en un club que no era favorito para ganar la Liga, pues piensas: igual no vienen más.

-No sé si es la palabra pero, ¿cree que se pueden sentir utilizados con el tema de Las Ventanas?

-Todavía no he pensado demasiado en ello y bueno, pues no sé. Espero que todavía pueda haber una solución buena para todo. Si no es así, y como los clubes seguramente no accederán a dejarnos ir, que también es comprensible porque hay jornada igual que la hay en la NBA cuando hay ventanas, entonces estaremos un poco entre la espada y la pared. Pero repito que espero que se puedan buscar una solución buena para todas las partes.

-¿Están suficientemente informados sobre el asunto de Las Ventanas, los grupos que habrá para clasificarse para el Mundial de China?

-Saber lo que son Las Ventanas, lo sabemos pero, pero… No sé. Es que la verdad es que no pienso demasiado en esas cosas. Cuando llegue el momento, veremos cuáles son las opciones. Igual no son muchas las opciones porque será una. Pero no es algo que me quite el sueño de momento.

-¿Los Hernangómez, Oriola o Sastre era un punto de gasolina que necesitaba la Selección?

-Sí. Es verdad que se ha notado ese punto de gasolina, de sangre nueva, de hambre. Por eso, a veces hay aprovechar las lesiones, los contratiempos. Donde hay debilidad, hay que encontrar lo positivo. Pero esto es largo. Haremos el análisis completo cuando esto termine. Sabemos que esto es una maratón, no una carrera de velocidad. Pero esto es largo, pasas del éxito a fracaso.

-Cada triple de Navarro se celebra de manera especial en el banquillo. ¿Qué piensa uno cuando uno se va?

-Evidentemente, para todo el mundo esto se acaba pero a Juan Carlos le tengo mucho cariño. Ha sido un ídolo desde que le vi jugar en Lisboa con los juniors y ha sido un orgullo compartir equipo con él. Y soy de los que creo que todavía en este campeonato nos va a dar una tarde de esas de las suyas…

-Antes de que salga por la puerta del vestuario de la Selección por última vez, ¿qué le robaría?

-Su cabeza, su mentalidad. Desde fuera veía esos canastones que metía, pero la capacidad que yo le he visto de decir: “ahora”. E ir y hacerlo en partidos importantes. Para mí ha sido brutal y se lo robaría si pudiera.

-¿Ha visto a Marc con un hambre especial después de perderse los dos últimos campeonatos?

-Tiene mucha ilusión de hacer algo bonito. Está con su amigo Juan Carlos que ahora se despide... Son muchos condicionantes para él, están como todos.

-¿Cree que es la despedida de Pau?

-No lo sé. Llevamos o lleváis muchos años diciendo que es el último gran campeonato que juga y sigue aquí… Así que ojalá siga.

-Cuando ganaron el último Eurobasket, dijo: “Lo hemos ganado por huevos”. ¿Por qué van a ganar?

-Te lo diré cuando acabe. Ilusión y ganas no nos faltan. Tenemos buen equipo para ir a por ello. Luego se te complica y hay que tener respeto a cada rival y cuando termine veremos a ver por qué ha sido o cómo ha ido.

0 Comentarios

Normas Mostrar