Carme Chacón jugó en el Manchester United de básquet

LUTO EN LA POLÍTICA ESPAÑOLA

Carme Chacón jugó en el Manchester United de básquet

Carme Chacón jugó en el Manchester United de básquet

PEPE ANDRES

DIARIO AS

Una lesión le obligó a dejar el baloncesto, una de sus grandes pasiones. Entonces se preparó para entrenar. Era aficionada del Barcelona.
Brasil vs Venezuela en vivo y en directo online

La exministra Carme Chacón (Esplugues de Llobregat, 13 de marzo de 1971) falleció hoy a los 46 años de edad por culpa de una cardiopatía congénita que ya hizo que naciera en un complicado parto en el hospital de Esplugues. Su corazón latía con problemas y cunado su madre dio a luz, algunos temieron lo peor en la salud de una bebé que, muy débil y con poco peso, salió adelante. A los diez años un electrocardiograma descubrió que tenía un ventrículo obturado y una disposición anormal de los grandes vasos sanguíneos. Pero salió adelante. Y con cuarenta años ya tenía un currículum como nadie en el mundo de la política a su edad. Ahora, después de haber sido ministra de Defensa y de Vivienda y vicepresidenta primera del Congreso, ha fallecido. Deja a un hijo, Miquel Barroso Chacón, de ocho de edad.

Carme Chacón, antes de dedicarse a la política y en una de las intrahistorias de su vida que recordó en diversas entrevistas, fue jugadora de baloncesto y se preparó después para ser entrenadora cuando una lesión en el tendón de Aquiles (no esos problemas de corazón) le obligaron a dejar las pistas. Antes, por las cosas de la vida, llegó a jugar en el equipo femenino del Manchester United: muy estudiosa y amante de la poesía, cuando estudiaba derecho en la Universidad de Barcelona se fue a Inglaterra con una beca Erasmus y jugó para el equipo que puso en marcha el mítico United con otra estudiantes de diversos países, un equipo que ella definió después como “la ONU”.

Aficionada a ultranza del Barcelona, No era una antimadridista acérrima: “Me agrada que el Real Madrid gane a los equipos extranjeros, y que haya muchos españoles en finales europeas…”. Siempre fue una gran defensora del deporte y sus valores: “Por mi faceta de educadora aconsejo a los padres que inculquen a sus hijos la práctica deportiva: los amigos que se hacen a esas edades son para siempre”. Y recordaba con especial cariño el hito que supuso la conquista por parte de la Selección, que dirigía Pepu Hernández, del Mundial de 2006 en Japón: “Necesitábamos el oro para nuestra juventud. Por ganar y por la manera de hacerlo, con esos chavales que eran una piña. Y con un Pepu que no dice una palabra de más, y las que dice son donde debe. Ese oro nos ha reactivado”.

0 Comentarios

Normas Mostrar