El Madrid pierde tras remontar 18 puntos en seis minutos

GALATASARAY 87 - REAL MADRID 84

El Madrid pierde tras remontar 18 puntos en seis minutos

El Galatasaray puso fin a la racha blanca de nueve triunfos consecutivos. Los rebotes bajo su aro y las pérdidas condenaron a los de Laso. Doncic rozó otra vez el triple-doble.
Barcelona-Maccabi

El Real Madrid firmó una remontada antológica en Estambul, pero perdió ante el Galatasaray y se quedó sin racha. Primera derrota en la Euroliga desde el 22 de diciembre (Estrella Roja), primera derrota tras nueve triunfos consecutivos. Caía por 73-55 en los segundos finales del tercer cuarto. Era un KO en toda regla, bloqueado en ataque después de anotar solo nueve puntos en lo que iba de periodo. Pero una vez más se levantó a lo grande.

Recuperó esos 18 tantos en contra en apenas seis minutos con un parcial de los de frotarse los ojos: 7-26. Un arreón al que Carroll añadió tres puntos más para el 80-84 a dos minutos de la bocina. Pero perdió. Se quedó a cero de ahí al final. Malas decisiones ofensivas y lagunas atrás. Durante todo el duelo los rebotes bajo su aro (12) y las pérdidas de balón (14) fueron losas pesadísimas que permitieron al Galatasaray lanzar quince veces más a canasta. Una desventaja letal frente a cualquier equipo de élite, porque ambos además rivalizaron en puntería: 14 triples por barba con un acierto del 58% para los visitantes y del 50% para los locales.

El inmaculado Jon Diebler (5 de 5 de tres) devolvió la esperanza a los de Ataman y la fuerza de Tyus les situó otra vez arriba ya en el último minuto (85-84). Randolph extravió la bola y la tercera falta seguida (había que entrar en el bonus) puso a Austin Daye a lanzar tiros libres. El estadounidense (hijo de Darren, aquel alero del Scavolini) llevaba en toda la Euroliga 25 de 25 desde la personal y... sí, tampoco falló esta vez. Acabó con 20 tantos y fue un factor clave para alcanzar ese +18 previo.

Restaban once segundos y el Galatasaray no dejó a Llull pasar de medio campo. Lo envió a la línea de personal. Erró el primero y tuvo que tirar a fallar el segundo. Rebote blanco y Doncic a la desesperada la mandó por detrás del tablero desde el córner. La rúbrica a la derrota.

El canterano fue de largo el mejor del Madrid en su estreno como mayor de edad. Rozó otra vez el triple-doble (13 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias para 26 de valoración) y ejerció de piedra angular de la meteórica reacción. Se apoyó en Randolph para dejarnos seis minutos de un vértigo inenarrable que casi entierran tres cuartos y medio muy flojos de un Real abrazado a la heroica y débil en defensa. Demasiado de las dos cosas en las últimas jornadas.

Después de ganar la Copa quizá toque ahora otro momento valle hasta la siguiente cumbre. Mantiene, eso sí, el liderato haga lo que haga el CSKA este viernes en el Palau. El basket-average particular rema a su favor.

Sigue el partido de baloncesto , jornada 25 de la Euroliga de basket: Real Madrid-Estrella Roja.

0 Comentarios

Normas Mostrar