El Tenerife tropieza: debe ganar al Mega Leks para ser líder

IBEROSTAR TENERIFE 66-SIDIGA AVELLINO 78

El Tenerife tropieza: debe ganar al Mega Leks para ser líder

El Tenerife tropieza: debe ganar al Mega Leks para ser líder

Cristóbal García

EFE

El equipo insular cayó frente al Sidiga Avellino en casa y no tiene más remedio que vencer en la última jornada de la Champions de la FIBA para acabar primero de su grupo.

El triunfo este martes del Sidiga Avellino en el pabellón insular Santiago Martín por 66-78 obliga ahora al Iberostar Tenerife a ganar en la última jornada de la primera fase, al Mega Leks, si quiere terminar primero de este Grupo D de la Liga de Campeones.

El equipo italiano fue de menos a más y, aunque hizo un flojo primer cuarto, desde el segundo fue empezando a dominar el choque y realizó un último cuarto muy bueno para terminar ganando con cierta claridad.

El Iberostar Tenerife salió muy concentrado desde el principio y, como viene siendo habitual, con un Aaron Doornekamp muy inspirado en el tiro. Un 7-0 de inicio que se pasó luego a un 23-11, con un plantel tinerfeño jugando con rapidez, con intensidad defensiva y acertado en ataque.

Con 28-17 terminó el primer cuarto y se empezó el segundo con un Sidiga Avellino con otra mentalidad defensiva pero, pese a todo, el cuadro lagunero parecía que tenía controlado el encuentro, por lo que las diferencias se mantenían entre los nueve y doce puntos y sin que los italianos dieran la sensación de cambiar.

La presencia de Fesenko en el Avellino le dio más seguridad interior, no en vano el pívot del equipo italiano empezó a hacer daño en la pintura, para llegar 44-35 al descanso, pero en el tercer cuarto ya se vio otro partido, las diferencias fueron poco a poco reduciéndose y ya en el minuto 22 el marcador reflejaba un 44-37.

El parcial del Avellino aumentó y un 2-8 supuso que el conjunto visitante se pusiera con un 46-43, en el que destacaba, ya no solo el poder interior, sino que sus exteriores empezaron a encontrar canasta con facilidad.

En el minuto 26 empató por primera vez el partido (48-48) y un minuto más tarde por delante 49-51. Ragland, Green y Thomas empezaron a hacer mucho daño a la defensa local, aprovechando bien sus ocasiones para controlar el marcador y el partido.

En los últimos diez minutos se mantuvo la igualdad en el marcador hasta que Thomas y Zerini anotaron un triple cada uno para poner el 52-59, momento en el que el Iberostar Tenerife empezó a ver peligrar el triunfo.

Mejoró su trabajo defensivo e intentó tapar mejor a los tiradores del Avellino, pero ya los italianos tenían el partido controlado y consiguieron un triunfo justo.

0 Comentarios

Normas Mostrar