ESTRELLA ROJA – REAL MADRID (19:00, M+ D1 / E3)

Rudy fue padre de un niño y no viajó a Belgrado con el Madrid

Maciulis, con un problema muscular, también es baja. Randolph está recuperado y Radoncic se une a una expedición de trece jugadores. Solo doce entran en el acta. Laso lo explica.

Rudy Fernández y Sergio Llull.
EMILIO COBOS DIARIO AS

Estrella Roja-Real Madrid en directo

Toca semana de doble jornada en la Euroliga. El Real Madrid destrozó al Bamberg el martes (95-72) y este jueves, en menos de 48 horas, visita al Estrella Roja en el Pionir, ahora llamado Aleksandar Nikolic. Más pequeño (aforo de 6.500 espectadores), pero también más asfixiante que un Kombank Arena (18.300) no disponible en estas fechas. El Madrid voló el miércoles rumbo a Belgrado sin Rudy Fernández y sin Jonas Maciulis. Rudy y Helen Lindes acaban de ser padres de su primer hijo, un niño que se llamará Alan, mientras que el alero lituano arrastra unas molestias musculares en una pierna, detrás de la rodilla, y no se le va a forzar. Sí se ha desplazado Anthony Randolph, que se ha perdido los tres últimos partidos y ya está listo. Y también el canterano Dino Radoncic. El montenegrino es el decimotercer jugador de la expedición y solo entran doce en el acta del partido. Laso se lo ha llevado para que se una al grupo y para curarse en salud por si alguno de los tocados sufre una recaída.

Pablo Laso lo explica en Real Madrid TV

Doble jornada en 48 horas. “Tenemos que cambiar rápido el chip. Incluso nada más acabar el partido ante el Bamberg ya les dije a los chicos algo del encuentro de este jueves en Belgrado. Hay que recuperar físicamente a la gente, ver algo del rival y viajar. Es la misma exigencia para todos y obliga a mucho esfuerzo y una gran concentración”.

Los ausentes y las novedades. “Maciulis es baja seguro, no está para jugar y es absurdo arriesgar con un tema muscular. Algo parecido a lo que ha tenido Randolph, que ya se encuentra mucho mejor y viaja. Rudy, en cambio, se queda por un tema personal. Su mujer, Helen (Lindes), está a punto de dar a luz (apenas unas horas después nació Alan). Y entra Dino Radoncic por si hay algún problema con alguno de los tocados. Debemos estar preparados para dar un paso adelante al margen de las bajas que tengamos”.

La dificultad del Pionir. “Es una pabellón histórico del baloncesto europeo. La gente está muy encima y el Estrella Roja se crece ante su público. Es un escenario que te obligan a realizar un gran esfuerzo, a no salirte del partido. Ellos juegan duro y tienen acierto de tres puntos, pero esperamos llegar a la Navidad con una nueva victoria”.

La evolución del Madrid. “En estos tres meses de competición el equipo ha ido mejorando poco a poco y al mismo tiempo ha competido siempre a buen nivel. Pero tenemos que ir a más”.