10 AÑOS DEL ORO DE SAITAMA

Hablan los protagonistas: "Fue el principio de todo"

Juan Carlos Navarro, Sergio Rodríguez, José Calderón, Álex Mumbrú... ¿qué recuerdo tienen de aquel 3 de septiembre de 2006?

Navarro: "El triple de Nocioni fue el más largo de mi vida"

"Tengo recuerdos imborrables de ese Mundial. ¡Cómo para olvidarlo! ¡Fuimos campeones del mundo, que no es poco! Recuerdo una fase regular impecable, en la que, si no me falla la memoria, ganamos todos los partidos que jugamos. He estado repasando algunos recortes que tengo en casa en un álbum y he visto también que hice un torneo bastante correcto, con unos 14 puntos de media. En las fases eliminatorias, los rivales ya fueron de peso. Superamos a Serbia en octavos, a Lituania en cuartos con un marcador amplio y a Argentina, en semifinales. ¡En aquel partido sí que sufrimos! Madre mía. El triple que lanzó Nocioni… y que no metió con el marcador súper ajustado en el tramo final. Fue uno de los triples más largos de mi vida! Ahí no estuve muy fino, ya que anoté muy pocos puntos, pero valió la pena. Ya en la final, con Pau lesionado, hicimos creo, sin miedo a equivocarme, el mejor partido de todo el campeonato. Superamos holgadamente a Grecia, una selección de la que todo el mundo hablaba porqué había eliminado a USA en las semifinales. En la final, me salió el partido perfecto. Metí, si no recuerdo mal, 20 puntos, y fue el colofón a un gran torneo que siempre recordaremos el resto de nuestras vidas".

Sergio Rodríguez: "Fue el torneo más perfecto de la Selección"

"En el momento se le dio valor, pero era otra época, no había redes sociales y no éramos tan conscientes al minuto de la reacción que suscitaba. Con el paso de los años nos hemos dado cuenta de lo difícil que fue ganar los partidos, arrasar salvo en el encuentro contra Argentina. Fue el torneo más perfecto de la Selección, impecable por el juego y la forma de coordinar las piezas para ser todos importantes. Todos tuvimos nuestro momento, incluso los que éramos secundarios. Jugar tan lejos fue una experiencia, porquer no teníamos casi contacto con nuestras familias. Eso nos hizo estar más unidos. Yo compartía habitación con Jiménez que acababa de ser padre y sufrió, tuvo momentos de bajón por no poder ver a su hijo. El mejor recuerdo que tengo es el del partido contra Argentina, por cómo me salió ante una generación tremenda".

José Manuel Calderón: "A partir de ahí siempre hubo que ganar"

"Los recuerdos son muchos. Viajes, la excursión de Hiroshima y por supuesto la celebración. El ser tan inesperado lo hizo más especial. A partir de ahí siempre se supo que había que ganar. El Torneo de Shangai antes del campeonato, todo lo que rodeó el torneo fue muy especial.

Álex Mumbrú: "He visto alguna vez más aquella final"

"Saitama constituye para mí el mejor recuerdo que tengo en el baloncesto y nunca lo olvidaré. Éramos un  grupo de amigos que nos lo pasábamos genial y encima fuimos campeones del mundo ,¿qué más se puede pedir? Estuvimos solos, muy solos, nadie contaba con nada, por eso nos juntamos tanto. He visto algunas veces aquella final".

Berni Rodríguez: "El principio de todo lo que vino después"

"Los mejores recuerdos de mi vida deportiva son de este torneo. Disfruté muchísimo, fue un campeonato perfecto desde el día uno. Fue mi primer gran campeonato.¿Por qué ganamos? La amistad y la unión fueron la clave. Es lo que había y lo que hay en la selección. Es un grupo de amigos que en verano quedan para jugar y hacer lo mejor posible para su país. Recuerdo que allí empezamos los famosos bailes de la Selección antes y después de los partidos. Se empezó en la preparación de aquel campeonato. Fue el principio de todo lo que vino después. La trayectoria viene de atrás, no podemos quitar méritos a otras generaciones, pero quizás después de ese título llegaron todos los grandes éxitos. La base ya era muy buena y nuestra generación la empujó. ¿El futuro? Se demuestra verano a verano que las categorías inferiores van consiguiendo éxitos. El resto de mi generación va dejando paso, pero tenemos base y jugadores para seguir consiguiendo grandes cosas en el baloncesto. Nunca se sabrá si la historia hubiera sido diferente si nos hubiéramos enfrentado a EE UU, tenemos el campeonato del mundo y estamos orgullosos. Hoy se refleja que muchas selecciones se acercan a competir contra Estados Unidos, pero muchas piensan que la única en poder ganarle es España".

Carlos Cabezas: "Todos nos sentimos importantes"

"Es un orgullo pertenecer a esta generación del baloncesto español que ha conseguido tantos éxitos y haber aportado mi granito de arena. Según vayan pasando los años se irá valorando más aquel triunfo, porque cuesta mucho subir al podio. Pepu supo manejar muy bien al equipo. Era una plantilla muy completa en todas las posiciones. Cada uno tuvimos nuestras opciones. En mi puesto, el de base, Sergio Rodríguez estuvo enorme en las semifinales, Calderón en todo el campeonato y yo en la final tuve mis minutos importantes. Había una estrella, que era Pau Gasol, pero todos nos sentimos importantes. Se me quedó grabado lo que se vivió en el vestuario cuando supimos que Pau se había roto. Cómo nos arropamos en un momento de incertidumbre para encarar la final".   

Carlos Jiménez: "Fue como el guion de una película"

"Lo primero que me llama la atención es que hayan pasado diez años ya. Eso quiere decir que el tiempo pasa muy rápido. Ál margen de los buenos años que el baloncesto está ofreciendo al deporte español, yo creo que aquel año se convirtió en algo especial por cómo se desarrolló todo el campeonato. Fue como el guion de una película. Todo sucedió de una forma muy natural y con un rendimiento brutal como grupo a nivel deportivo y personal que no se ha podido a volver a repetir. Ha habido muchos otros éxitos, pero ninguno tan grande como él. Para muchos de los que formamos parte de aquel equipo, representó el momento más importante en nuestra carrera deportiva. Éramos muy transparentes y naturales, no había ningún tipo de secreto: transmitíamos lo gran grupo y cercanos que éramos. Creo que eso nos dio el plus para conseguir el título.No tengo ningún resquemor por no haber levantado la copa. El destino hasta fue generoso en ese sentido. Aunque Pau no pudiese jugar la final por su lesión, fue un gran detalle que fuera él el que levantara esa copa. Todo se desarrolló de una manera especial".

Felipe Reyes: "Dos días antes de la final nos compramos las cintas"

"Pasamos muchas horas en el hotel. Eso nos daba mucho tiempo para jugar a las cartas. Hubo muchas partidas de 'pocha'. Es lo que más recuerdo de aquella concentración. Yo casi siempre ganaba, aunque digan lo contrario. Un día estábamos en el hotel durmiendo la siesta y hubo un terremoto. Nos pilló durmiendo. Yo noté mientras dormía que se movía el edificio, pero en ningún momento llegué a pensar que fuera un terremoto. Cuando me levanté estaba todo el mundo hablando de ello, pero ni Jorge (Garbajosa), que era mi compañero de habitación, ni yo nos habíamos dado cuenta. Dos días antes de la final nos fuimos a comprar las famosas cintas japonesas para la cabeza por si ganábamos, que acabaron formando parte de aquella historia".