NUGGETS 104-SIXERS 103

Un triple milagroso de Mudiay hunde todavía más a los Sixers

El base anotó desde casi el centro del campo y desequilibrado y fundió a unos Sixers que desde el 27 de enero solo han ganado dos partidos... y los dos a los Nets.

No hay manera de que los Sixers ganen. Parece imposible. Ni poniéndose pronto 13 puntos por delante (24-37) porque un 29-10 tremendo les dejó sin ventaja en el segundo cuarto. Ni llegando a los últimos dos minutos con cinco puntos de renta (97-102)… ni teniéndolo casi hecho en el último instante: a falta de tres segundos, Covington falló un tiro libre y metió otro, y ni siquiera tuvo pudo asegurar la prórroga como mal menor (101-103). En la última jugada, in extremis y al más puro estilo March Madness, Mudiay se levantó desequilibrado, nada más superar el centro de la pista y todavía desde el logo de los Nuggets para anotar uno de los buzzer beaters del año. Desequilibrado y a la desesperada, el triple entró. Porque todavía es marzo y porque parece imposible que los Sixers ganen.

Desde el 27 de enero, hace casi dos meses, los Sixers (siete derrotas seguidas ahora) están 2-24. Las dos victorias han sido, además, ante los Nets. No han ganado a ningún otro equipo, están 9-63 y el fin de semana visitan, en back to back, a los Blazers… y a los Warriors. Lesionado el trío Noel-Embiid-Okafor y con un 3/19 en tiros entre Ish Smith y Jerami Grant, estuvieron a punto de ganar en Denver con 16 puntos y 7 rebotes de ese profesional llamado Carl Landry y 17 puntos y 5 asistencias del inconformista TJ McConnell. No deja en cualquier caso en buen lugar a los Nuggets (30-42), liderados por el trío Mudiay (27 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias y el triple milagroso), Gary Harris (18 puntos) y Nikola Jokic (18 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias).