Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
FINALIZADO
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

1

Estudiantes Estudiantes EST

0

REAL MADRID

Felipe Reyes cumple 36 años y sigue en la cima europea

El pívot del Real Madrid es el jugador con mejor valoración por minuto de todo el Top-16 de la Euroliga. Supera a De Colo, Bourousis y Teodosic. Debutó en la ACB en 1998.

Reto conseguido. Felipe Reyes levantó su primera Euroliga el pasado mes de mayo en Madrid.
SERGIO PEREZ REUTERS

Felipe Reyes celebra hoy su 36 cumpleaños. Y lo hace en la cima de su carrera casi 18 años después de debutar en la ACB con la camiseta del Estudiantes (octubre de 1998). Todavía entre los mejores tras 222 partidos con la Selección (iguala con Buscató, solo le superan Epi, 239, y Navarro, 223) y catorce campeonatos disputados: tres títulos europeos y uno mundial. A estas alturas de viaje no es solo un veterano útil, sino que se codea con los mejores. Una muestra perfecta la encontramos en el actual Top-16 de la Euroliga, uno de los más intensos y dramáticos que se recuerdan. Pues en esta fase Reyes es el jugador con mayor valoración por segundo en pista. Proyectado a un partido completo su media se elevaría a 35,7 en 40 minutos (ver tabla). Por delante de De Colo, Bourousis, Teodosic... Por delante de todos con 36 años.

Sin tituloFelipe Reyes, en el Mundial júnior 99.

BASQUETFelipe Reyes y Pau Gasol, lesionado, se felicitan tras ganar el oro mundial en 2006.

Sigue los pasos del gran Meneghin, retirado a los 45. En España recordamos a Creus, que aguantó bien casi hasta los 43. Aunque el espejo perfecto donde mirarse es el de Pau Gasol, también nacido en 1980. No hay muchos más modelos. Herreros se retiró con 36 tras embocar un triple mágico, a Epi le faltaban días para cumplirlos, Luyk ya los tenía cuando dijo adiós con su sexta Copa de Europa y Brabender disputó el Mundial 82 con esa edad.

Alfonso Reyes.

“Asistí hace nada al anuncio del adiós de Raúl López y espero que Felipe nos dure mucho tiempo más —dice su hermano Alfonso—, porque pensar en la retirada de los júniors de oro produce pesar. Es una generación irrepetible con un gran talento físico, técnico y, sobre todo, mental. La ambición es lo que hace que Felipe siga ahí arriba. Mantiene una constancia en la excelencia sorprendente, aunque para mí siempre será el hermano pequeño. Fuera de la cancha es aún mejor que como jugador”.