La Euroliga obliga al Bilbao a viajar a París: "No deberíamos ir"

ATLAS

EUROCOPA

La Euroliga obliga al Bilbao a viajar a París: "No deberíamos ir"

"No deberíamos hacer este viaje" asegura el técnico. James pidió no volar, por miedo. En Madrid no dejaron embarcar a Aboubacar, en proceso para renovar el NIE

Bilbao

El Bilbao Basket mantiene la incertidumbre de cara al partido de la Eurocopa de mañana (20:30 horas) en Nanterre, al norte de París. Los atentados del viernes han alterado su plan de viaje. La expedición tenía pensado partir hoy a Madrid para tomar un avión a primera hora de la mañana que le trasladase al aeropuerto de Orly. Pero no era seguro que saliera la aeronave y ayer por la noche descartó ese plan. El equipo pedía garantías absolutas de seguridad. Otra alternativa era viajar en el día, mañana. Tras una mañana frenética, la Euroliga confirmó que se disputa el partido e inmediatamente se estableció un protocolo de seguridad y un nuevo programa de viaje. El equipo salió de Miribilla a las 14:00 horas con destino a Loiu, para ir a Francia (vuelo Madrid-París a las 17:30). Una vez allí, se recluirá en el hotel y sólo saldrá al pabellón a entrenar esta tarde. Y mañana, lo mismo: sólo abandonará su residencia estos días para jugar.

"La situación es que se juega mañana, estamos en gestiones con las compañías aéreas. Nos ha pasado la Euroliga la comunicación por escrito de que el partido se disputa en la fecha prevista. No hemos ido por la mañana porque hasta mediodía no hemos tenido la confirmación. No nos han dado muchos detalles. París está intentando llegar a una vía normal: se abren los colegios, las universidades... quieren dar normalidad a la situación. Lo lógico es que los eventos deportivos también se realicen", explicó esta mañana el director general del Dominion, Eduardo Gárate. 

El club exige escolta, vigilancia exhaustiva durante todo su desplazamiento. "Vamos con la sensación de incertidumbre -agregó el dirigente-, porque no nos han asegurado que nos vayan a escoltar. Entiendo que nos lo concederán pero como ha sido tan rápido no tenemos la confirmación". Los jugadores eran proclives en principio a no viajar "hasta que se confirmase que nos daban seguridad; queríamos una garantía de seguridad por escrito".

El Dominion se ve entre la espada y la pared: "Si la confirmación es que se juega no podemos no asistir, tendríamos un problema". La expedición está formada por 19 personas "con 19 familias". "Queremos las máximas garantías posibles", proclama Garate. Hay 12 jugadores, más los técnicos y una persona en representación del club . "La Euroliga ha dicho que se juega y tenemos que asumir la competición", insiste el representante del Bilbao. El norteamericano Shawn James pidió no viajar, por miedo a algún rebrote terrorista estos días, y el club lo respeta, así que se queda en casa.

El técnico Sito Alonso fue muy contundente: "No deberíamos viajar. Tratamos de que el partido se retrase al menos un día para ver cómo estaba la situación o buscar un desplazamiento a Liubliana (en el penúltimo partido de la fase regular, el 9 de diciembre, ante el Olimpia), y luego bajar a Francia para jugar. Hay vías de solución que se podían haber adoptado. Si la Euroliga asume la responsabilidad de que tengamos la seguridad de un viaje cómodo, me parece importante".

James habló con el capitán para no subirse al avión, y el técnico esgrime que el vestuario lo entiende, aunque puede crear una fractura en el mismo. "Cada uno es libre de opinar en cuanto a los derechos de seguridad familiar que cada uno posee. No estará él ni Hervelle, por lesión. Cualquiera podía haber tomado esa decisión y lo respetaríamos. No podemos obligar. Su mujer tenía ayer una preocupación por sus hijos y él". El pívot nigerino con pasaporte costamarfileño Seydou Aboubacar, perteneciente al Zornotza de LEB Plata, iba a reforzar al equipo tras esa baja (menudo papelón), pero en Madrid no le dejaron embarcar hacia París ya que, aunque tiene el pasaporte en regla, su NIE (Número de Identidad de Extranjero) se encuentra en proceso de renovación y las autoridades no aceptaron el certificado porque se están extremando todas las medidas de seguridad. En esa escala de Madrid hubo más incidentes: el base Clevin Hannah era reticente a subirse al avión, pero al final lo hizo. Además, el vuelo del equipo bilbaíno salió con retraso, ya que, por la incertidumbre y el miedo que se respira en todos los enlaces hacia la capital francesa, hubo 13 pasajeros que facturaron su equipaje pero finalmente no tomaron el vuelo. Todas las maletas tuvieron que ser desembarcadas y sacar las de esos viajeros.

Sí se desplazó Borja Mendia, que tendrá minutos ante la ausencia de Hervelle. Mañana hasta los aleros tendrán que echar un cable como cincos. "Queremos dar una imagen buena -prosigue el técnico antes de tomar el bus hacia el aeropuerto-. Somos un equipo, todas las decisiones se respetan. Nos gustaría que estuviera-. No podemos tomar la responsabilidad de llegar allí y que no tengamos escolta... si pasa ¿qué le decimos a Shawn?".

El entrenador destaca que no hay seguridad al cien por cien y "deportivamente partimos con dos circunstancias que nos convierten en un equipo diferente". El club ha movido todos los trámites para garantizar la seguridad, con la subdelegación del Gobierno y el consulado. "Tenemos que pensar que todo el viaje tiene que ser positivo".

0 Comentarios

Normas Mostrar