Los Celtics arrasan en Milán y mandan un aviso al Real Madrid

ARMANI MILÁN 91 - BOSTON CELTICS 124

Los Celtics arrasan en Milán y mandan un aviso al Real Madrid

Los Celtics arrasan en Milán y mandan un aviso al Real Madrid

GIUSEPPE CACACE

AFP

El equipo de Brad Stevens se paseó (91-124) ante un decepcionante Armani. De los 15 jugadores empleados por Boston, 14 lograron al menos una canasta en juego.

Un 7 de octubre de 2012, los Celtics visitaron el Mediolanum Forum de Milán. Acabaron arrasando (75-105) a un Armani que por entonces dirigía el actual seleccionador español Sergio Scariolo. Muchas cosas han pasado en estos tres años. Poco tienen que ver los actuales equipos con los de entonces. Doc Rivers no está en el banquillo y en el parqué los aficionados lombardos no pudieron disfrutar con la presencia de Paul Pierce, Kevin Garnett o Rajon Rondo. Sin embargo, el resultado final (91-124) fue prácticamente el mismo: el equipo de la NBA abusó del de la Euroliga.

Antes de poner rumbo a Europa, Brad Stevens ya avisó que no vendrían de paseo. Y así se confirmó desde el primer minuto. Su equipo fue por delante del marcador en todo momento. Defendió con intensidad y exhibió la superioridad física de la mayoría de sus jugadores. De esta manera, pudieron correr prácticamente cómo y cuándo quisieron. Y a campo abierto, los italianos (Gentile, autor de 19 puntos, intentó tirar del carro local pese a su desacierto desde la larga distancia) no tuvieron más remedio que ceder ante el empuje visitante. David Lee debutó con la camiseta celtic y dejó buenas sensaciones. Hasta se le vio conduciendo algún contraataque. Parecía que el tiempo no hubiese pasado.

La bronca de Jasmin Repesa al descanso (44-61) tuvo que ser de las buenas. Así se explica que tras la reanudación, en un visto y no visto, el Armani se metiese de lleno en el partido (53-61). Un espejismo. Lee y Tyler Zeller causaban estragos en la pintura mientras que los transalpinos organizaban una colecta de pérdidas (un total de 21). Poco más ofreció este encuentro. Stevens, que no pudo contar con Evan Turner por unas molestias en la rodilla (su participación en Madrid es duda), dio entrada a su tercera unidad compuesta por rookies y jugadores que aún no tienen un puesto garantizado en el roster. Todos respondieron: James Young fue el único de los 15 visitantes que se quedó sin lograr una canasta en juego y se fue con su casillero vacío. También fue interesante ver cómo el técnico relegó a Jared Sullinger al último escalafón de la rotación interior. Quizá sea una manera de motivar a un jugador cuya calidad y clase no se discute. Veremos. Lo que sí queda claro es el aviso que los Celtics mandaron desde Milán al campeón de Europa, al Real Madrid. El jueves saldremos de dudas.

0 Comentarios

Normas Mostrar