Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Serie A
Inter Inter INT

-

Roma Roma ROM

-

Bundesliga
Ligue 1
Lille Lille LIL

-

Brest Brest BRE

-

Nîmes Nîmes NIM

-

Lyon Lyon LYO

-

Euroliga
Zenit San Petersburgo ZEN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Fenerbahce FNB

-

Alba Berlin ALB

-

Panathinaikos PAN

-

Olympiacos OLY

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Ajax Ajax AA

-

Willem II Willem II WII

-

El Khimki sentencia la final con un último cuarto soberbio

Logo Eurocup

EUROCUP | GRAN CANARIA 66 - KHIMKI MOSCÚ 91

El Khimki sentencia la final con un último cuarto soberbio

El Khimki sentencia la final con un último cuarto soberbio

El Gran Canaria estuvo siempre a remolque ante un equipo ruso que sentenció el partido en el último periodo con un parcial de 12-32. La vuelta, el miércoles.

Las Palmas de Gran Canaria

El Herbalife Gran Canaria deberá obrar algo más que un milagro en la cancha del Khimki, después de caer derrotado en la ida por 66-91, ante un rival que demostró con creces su teórica superioridad y que llevó la delantera en el juego y en el marcador desde el inicio del encuentro.

El primer cuarto, cerrado con un apretado 19-21, no reflejó la superioridad del equipo ruso, que se puso 2-8 y encendió las alarmas del Gran Canaria Arena. La sensación de poderío y de fondo de armario quedó patente en pocos minutos, con Tyrese Rice dejando detalles mágicos en la dirección y Paul Davis mandando en ambas zonas con autoridad.

El equipo moscovita se mostraba fuerte y rocoso en defensa, y jugar seriamente pero sin alardes le valía para ganar hasta por 10 (19-29, min. 13). El Granca andaba nervioso e incómodo, con alguna canasta de mérito dentro de su desbarajuste ofensivo. El 33-40 del descanso sí que traducía en números lo visto en el parqué en los primeros 20 minutos.

El partidazo que se estaba marcando Eulis Báez permitía a los suyos acercarse, pero el Khimki, experto y con callo, respondió a cada situación con cabeza fría y una buena jugada. Como el canastón del finés Petteri Koponen que puso fin al tercer periodo con 54-59.

El parcial de 1-16 con el que empezó el último acto dejó cerrado no solo el choque sino prácticamente también la eliminatoria (55-75). Los de Kurtinaitis eran un vendaval y los amarillos un juguete roto. La máxima renta alcanzó los 25 justo con el resultado final. El Granca, mala imagen aparte, deberá conformarse, salvo película de ficción en Rusia, con haber jugado una final europea, que no es poco.

0 Comentarios

Normas Mostrar