Dejan Todorovic, ante el Unicaja, el equipo que le formó

BILBAO BASKET

Dejan Todorovic, ante el Unicaja, el equipo que le formó

Dejan Todorovic, ante el Unicaja, el equipo que le formó

"Les estoy agradecido, pero saben que quiero ganarles". Borg también luce a su lado: "Seguía la Copa de la ACB desde Suecia y jugarla es muy grande"

Bilbao

Dejan Todorovic tiene pinta de que va a llegar muy lejos. Hasta un Euroliga o la NBA, donde se lo proponga por su físico, deseo y talento infinitos. El domingo se enfrenta a un Unicaja que lo ha ido formando desde júnior, en 2011, y confía en él para el futuro. Lo hace enrolado en el Bilbao, el equipo que mezcla veteranos y jóvenes que aspiran a cracks, como el alero serbio

"Les pertenezco. Fui muy joven y me cuidaron mucho; tenían mucha responsabilidad: no es lo mismo que vaya un niño que alguien de 20 años. Les doy las gracias pero saben que tengo mucha motivación de enfrentarme a Unicaja. Me gusta.... Voy con muchas ganas de jugar". Toda esa ansia le puede jugar una mala pasada. "Los nervios pueden aflorar por ser joven y jugar frente a un equipo de Euroliga, y por los aficionados. Daré todo y saben que intentaré ganar. Sabía que iban a tener buen equipo, porque pasé unas semanas entrenando con ellos y ficharon buenos jugadores y tienen un gran entrenador. Eso sí, no me esperaba que estuvieran tan arriba, tal vez en la segunda o tercera plaza".

Otro joven que luce a su lado en el perímetro bilbaíno es Borg, que ante el Valencia hizo su mejor partido en España, especialmente inspirado en el tiro. "Me sentí muy bien desde el principio, nada más salir a la cancha -expone el base sueco-. Poco a poco voy encontrando el rol en el equipo, es importante conseguir exitos". Sabe que tiene otra reválida el domingo ante el líder Unicaja y va a cumplir el sueño de pisar la Copa: "Es uno de los eventos más importantes, en Suecia lo seguimos mucho y yo solía estar pendiente. Jugarla es muy grande".

Y la triple de promesas se cierra en Miribilla con Marko Todorovic, el otro Todorovic cedido, este por el Barcelona y ocupando la posición de pívot. Aún tiene fresca la gran victoria ante el Valencia del domingo: "Era un partido muy complicado. Es el equipo que más en forma está de los tres grandes. Nos frenó algo la zona, pero el trabajo defensivo decidió el partido". Ahora espera Málaga: "Vamos contra el líder, que perdió contra el Barça pero tenía el partido casi hecho, es supercomplicado, allí no será fácil, pero tenemos que jugar nuestra opciones. El objetivo no era ni ser cabeza en Copa, ni el liderato... sino competir, como hasta ahora".

Valoró el pívot montenegrino que el Unicaja es un equipo competitivo y destacó el juego interior, especialmente a Vázquez y Golubovic "que intimidan mucho", así como la dirección de Granger. Que se quede Latavious para ayudar como cinco es un alivio: "Estamos contentos de que esté con nosotros; cuando se iba pensé que sería imposible encontrar alguien como él. Es importante que continúe, se trata de un gran jugador y un fantástico compañero".

Comentarios

Comentarios no disponibles