Jennings lidera el asalto de los Pistons al reino de LeBron

Cavaliers 80 - Pistons 103

Jennings lidera el asalto de los Pistons al reino de LeBron

Detroit alcanza su récord histórico de triples y aplasta a unos desastrosos Cavaliers, que realizaron su peor encuentro de la temporada y siguen creando muchas dudas.

Bombazo en Cleveland. Unos inspirados Detroit Pistons sacaron a relucir todas las carencias que no se le presuponen a un candidato al título como son, sobre el papel, los Cavaliers. Liderados por un Brandon Jennings eléctrico y explosivo (25 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias) y el poderío en la zona de Andre Drummond (16 puntos, 17 rebotes y 5 tapones), el equipo entrenado por Stan Van Gundy se llevó el triunfo de forma arrolladora (80-103) donde más seguro se mostraba últimamente el equipo de LeBron James, su cancha del Quicken Loans Arena, donde habían ganado nueve de sus diez últimos partidos.

Tras el 28-17 a favor de los Cavs con el que acabó el primer cuarto, un parcial de 20-2 para los de Michigan en el segundo fue el principio del fin para Cleveland, que al descanso ya se veía por detrás en el marcador (47-50). Todo fue a peor para los locales a partir de entonces, masacrados una y otra vez desde la línea de tres puntos por unos Pistons que batieron el récord histórico de la franquicia en esta disciplina al sumar 17. Con un LeBron muy desacertado en el tiro (acabó el duelo con 5 de 19 en tiros de campo), el partido se rompió definitivamente en el tercer cuarto hasta llegar a los 27 puntos de máxima diferencia (63-90) en un último período muy plácido para los Pistons, que se divirtieron ante un desconcertado rival hasta alcanzar su séptima victoria de la temporada. Desde luego, la marcha de Josh Smith, ahora en los Rockets después de ser cortado, no parece haberle sentado mal a Detroit, que en su anterior partido ante los Pacers (119-109) ya había logrado su mejor anotación del curso.

Ahora a Cleveland (18 victorias y 12 derrotas) le espera una lluvia de críticas con el entrenador David Blatt como principal objetivo. El equipo no está respondiendo a las expectativas y, aunque aún queda mucha temporada y las piezas deben todavía ensamblarse, en la comparación con los primeros Heat de LeBron, los de la campaña 2010-11, a quienes también les costó arrancar, ya salen perdiendo. Aquel conjunto de Miami no sumó su derrota número 12 hasta el 15 de enero, cuando ya contaban con 30 triunfos. Mucho trabajo tienen por delante en Ohio. De momento, los excelentes Hawks el martes, día en el que LeBron cumplirá 30 años, y Milwaukee el miércoles esperan antes de que 2014 se despida.

Comentarios

Comentarios no disponibles