Felipe Reyes: “Ya falté hace un año y sentí que quería volver”

Copa del Mundo | Selección

Felipe Reyes: “Ya falté hace un año y sentí que quería volver”

Felipe Reyes: “Ya falté hace un año y sentí que quería volver”

Debutó en la Selección en 2001 y desde entonces sólo se ha perdido un gran campeonato, el Europeo del año pasado. “Necesitaba descansar”, dice, pero también que se arrepintió.

Felipe Reyes (Córdoba, 1980) vuelve a la Selección­ española después de perderse el Eurobasket de Eslovenia el pasado verano. El capitán del Real Madrid, segundo jugador con más internacionalidades (191) del equipo tras Juan Carlos Navarro (208), explica la emoción de regresar a lo que para él es “una familia”. Será su decimotercer campeonato en 14 años. “Cuando nos vemos es como si no hubiese pasado el tiempo”, comenta. Y reconoce que echó mucho de menos estar con sus compañeros en 2013: “Llevaba sin descansar en verano desde cadete y lo necesitaba, pero cuando ellos empiezan la concentración, y a pesar de estar de vacaciones, ya comienzo a pensar: ‘¿Por qué dije que no?’, y cuando juegan los partidos sí que me doy cuenta de que yo lo que realmente quiero es estar con ellos. Por todo, por el vestuario y por jugar, porque defender la camiseta de la Selección es lo máximo”.

Felipón, como le llaman cariñosamente dentro del vestuario, se pone serio cuando habla de la presión que se genera alrededor de la Copa del Mundo: “Desde que ganamos el Mundial de Japón ha sido algo como ‘si no ganéis el oro no nos sirve’, así que estamos acostumbrados a la exigencia. Hay que tener los pies en el suelo. Fracasar no sería no ganar el oro, sería dar mala imagen y no competir”, dice.

Además de por ser en España, esta Copa del Mundo es especial para algunos jugadores porque puede ser uno de los últimos torneos que disputen. Felipe, que ha ganado ocho medallas con la absoluta, hace resumen: “Todos los años han sido fantásticos, aunque al final te quedas con el primer gran éxito, el Mundial de Japón. Las finales de los Juegos han sido buenas, y también los Europeos… pero Japón siempre se recordará. Se acerca el final y aunque el ciclo no se cerrara con un oro seguiría siendo perfecto”.

Desde que debutara en 2001, Reyes ha visto a siete entrenadores en el banquillo de la Selección. Agradece la llegada de Orenga, “una persona a la que todos conocíamos” y que “acepta y hace cosas para que todo vaya bien”. Y avisa: “Hay entrenadores que vinieron con mentalidad de club pero se dieron cuenta de que aquí nos juntamos durante dos meses también para divertirnos, porque eso también nos hace venir cada verano. Si alguien pone normas de todo tipo, no es bueno para el grupo”.

Comentarios

Comentarios no disponibles