Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina

El Unicaja pierde el rumbo en diez minutos horrorosos

EUROLEAGUE

EUROLIGA | GALATASARAY 78 - UNICAJA 70

El Unicaja pierde el rumbo en diez minutos horrorosos

Los 22 puntos de Carlos Arroyo fueron una losa para el equipo de Plaza, que llegó igualado al desenlace pero que no jugó bien en los momentos decisivos.

El Unicaja perdió contra el Galatasaray por sus propios errores, especialmente en diez minutos finales horrorosos. Los malagueños dependen de sí mismos, pero deberán ganar los dos partidos que le faltan para acceder al Top-16 de la Euroliga (Bayern Múnich y Montepaschi Siena) sin tener que echar mano de la calculadora, debido a la tremenda igualdad de este grupo donde todo es posible.

El conjunto de Joan Plaza estuvo llevando el partido con prudencia y hasta se marchó con una interesante ventaja de ocho puntos (29-37, minuto 18). Pero los turcos apretaron y, con un parcial de 11-2, se fueron al descanso con un punto de ventaja (40-39). El tercer cuarto ofreció unos minutos de muchos nervios de ambos contendientes y el marcador se mantenía apretado. Una pérdida de Dragic y una mala selección de tiro de Calloway llevó a una canasta de Arroyo (51-45, minuto 26). Dragic y Carlos Suárez respondieron con triples de los suyos (51-51 minuto 28), Stimac se hizo fuerte bajo aros, Unicaja se puso por delante (52-53) y de repente le pitaron una técnica a Joan Plaza por algo que debió decirle al ex NBA Arroyo. Clásica protesta, 55-53 y fin del tercer cuarto. Principio del fin, la lucha bajo tableros estaba que ardía. Cada balón, cada rebote y cada pérdida se cobraba o se pagaba. Con 59-56 a falta de siete minutos, Hettsheimeir no coló un triple. 61-56 y al discutido Kuzminskas se le escurrió de las manos un balón en ataque. Otra pérdida y Plaza pidió tiempo muerto porque el partido se le empezaba a ir (63-56 minuto 34). Ya ni Dragic metía los triples. Ni Granger. Se fueron 65-56 y Carlos Súarez metió un triple providencial. Respondió Arsan.

Arroyo, con 20 puntos, estuvo en su salsa. El tiempo se le escurrió de los dedos al equipo malagueño. A falta de 3:12, el marcador era 68-61. Caner-Medley, muy apagado, resurgió con un triplazo (68-64). Demasiado tarde. Galatasaray remató y aprovechó los errores de un Unicaja que siguió tembloroso en los últimos minutos de los cuatro cuartos de que consta un partido de baloncesto.