Rodman da color a la gala del 'Hall of Fame'

Baloncesto | NBA

Rodman da color a la gala del 'Hall of Fame'

Rodman da color a la gala del 'Hall of Fame'

Llegó con un sombrero de plumas

Dennis Rodman cerró el turno de discursos en la ceremonia del Hall of Fame y, para sorpresa de los allí presentes, sacó su lado más sentimental para referirse a su trayectoria deportiva. El exala-pívot, ganador de cinco anillos, se mostró especialmente agradecido a sus antiguos entrenadores Phil Jackson y Chuck Daly, así como al propietario de los Lakers, Jerry Buss. Visiblemente emocionado, aseguró que han sido como padres para él (el suyo le abandonó cuando era un niño).

A pesar del lacrimógeno discurso, Rodman no olvidó su lado más excéntrico. Acudió a la ceremonia con un brillante traje negro, con mangas victorianas y sus iniciales bordadas en plateado a juego con un llamativo pañuelo. Más sorprendente fue su llegada a Springfield el pasado jueves, cuando se presentó con un brillante traje gris, los labios pintados y un sombrero repleto de plumas. "Todos estos looks no son más que una ilusión, pero me gusta ser una persona colorida y divertida".