Competición
  • Clasificación Eurocopa

El Barcelona se jugará su futuro europeo en 48 horas

euroliga | panathinaikos 76 - barcelona 74

El Barcelona se jugará su futuro europeo en 48 horas

El Barcelona se jugará su futuro europeo en 48 horas

Los árbitros volvieron a tener su cuota de protagonismo al señalar otra técnica a Navarro, penalización que sirvió al equipo griego para despegarse al término del tercer cuarto.

El Regal Barcelona se jugará su futuro europeo dentro de 48 horas en Atenas, donde hoy ha perdido ante el Panathinaikos (76-74), en un partido tan igualado como los dos anteriores y en el que el de Xavi Pascual fue durante muchos minutos a remolque.

La determinación y el acierto de Ricky Rubio no fue suficiente para sacar adelante un partido en una cancha en la que casi 20.000 espectadores llevaron en volandas a los jugadores del Panathinaikos, en especial a Dimitris Diamantidis, que volvió a erigirse en el jugador determinante del partido (18 puntos, 13 faltas forzadas, 25 de valoración).

El encuentro se decidió en el último cuarto. El Barcelona, con más fe que acierto, le dio la vuelta a la situación y llegó a dominar (61-63), a menos de seis minutos para el final, pero Diamantidis dirigió entonces con maestría y acertó desde el tiro libre para no dar opciones a los barcelonistas.

Salió tan presionado el Barcelona, que no controló el ataque de los griegos. Obradovic volvió a ordenar una defensa mixta sobre Juan Carlos Navarro y, sin apenas tiempo para reaccionar, los de Xavi Pascual ya perdían por siete puntos de diferencia (11-4).

Mike Batiste campó a sus anchas por la pintura azulgrana. Puso en pista Ingles, por un presionado Navarro, y cinco puntos de Anderson le dieron aire a los azulgrana (11-9). Una defensa zonal, que desconcertó a los griegos, y un mayor control del rebote por parte del Barcelona equilibraron un tanto las cosas (16-13).

En la salida del segundo cuarto, el Barça vivió sus mejores minutos. Con dos canastas consecutivas de Morris, los azulgrana se pusieron por delante en el marcador. Panathinaikos andaba desconcertado con la defensa alternativa planteada por Pascual, quien, por contra, no encontraba soluciones en ataque.

En cuanto Obradovic encontró la tecla para atacar la defensa azulgrana, sobre todo con el acierto de Antonis Fotsis, los griegos volvieron a escaparse (28-22). Navarro, maniatado, siguió sin aparecer y un triple de Lakovic maquilló el resultado para su equipo, que sólo perdía por cuatro puntos (33-29) al término del primer tiempo. Tres triples consecutivos del Barça, dos de Ricky y otro de Anderson, permitieron a los azulgrana ponerse por delante en el marcador (37-38), aunque el juego interior de los catalanes, liderado por Fran Vázquez, tenía muchos problemas para defender a Batiste en la pintura y a Fotsis en el perímetro.

Como en el segundo partido, hoy los árbitros también tuvieron su cuota de protagonismo al señalar una técnica a Navarro por simular una falta de ataque, una penalización que sirvió a los griegos para despegarse en el marcador y escaparse con seis puntos de ventaja al término del tercer cuarto (55-49).

A la hora de la verdad, y ante los continuos errores desde el tiro libre, el Barça buscó el lanzamiento exterior. Apareció Morris, quien anotó dos, y también Lakovic y Ricky. Un robo del base de El Masnou permitió a Ingles situar a su equipo por delante (61-63), pero esa fue la última ventaja azulgrana.

A partir de entonces, el partido estuvo en las manos de Diamantidis, de sus acciones con Batiste, de su acierto desde el tiro libre. La diferencia se movía entre los tres y el punto de ventaja para los griegos y a falta de dos segundos Lakovic falló uno de los dos tiros libres para buscar un imposible.

En 48 horas, el Barça tendrá toda la tensión para superar al Panathinaikos. Si lo consigue, la semana próxima se jugará en el Palau la posibilidad de acceder a la Final a Cuatro que se disputará en el Palau Sant Jordi, si falla, el campeón habrá quedado destronado.