Tomic y Mirotic aseguran la primera plaza para el Madrid

Baloncesto | Euroliga | Partizán 56 - Real Madrid 61

Tomic y Mirotic aseguran la primera plaza para el Madrid

Tomic y Mirotic aseguran la primera plaza para el Madrid

Reuters

Los de Messina, que se enfrentarán en cuartos al Power o al Fenerbahçe, dejaron escapar tras el descanso una ventaja de 17 puntos y pusieron en peligro un partido que tenían ganado.

El Real Madrid logró una importante victoria en Belgrado ante el Partizán (56-61) que le sirve para seguir con su pleno de triunfos en la Euroliga y asegurar el primer puesto de su grupo en el Top-16, lo que le da la ventaja de campo en el playoff de cuartos de final, donde se enfrentará al Power Electronics o al Fenerbahçce turco. Ante Tomic (21 puntos, 7 rebotes y 18 de valoración) y Nikola Mirotic (27 de valoración, 13 puntos y 9 capturas) fueron los hombres más destacados de un partido que los de Messina tenían ganado al descanso y que pusieron en serio peligro durante los dos últimos cuartos. El conjunto español dejó escapar 17 puntos de ventaja, máxima del choque, y permitió que a tan sólo dos minutos de la conclusión el marcador reflejara un inquietante empate. El Partizán, empujado por su ruidosa afición, puso las cosas complicadas a un Real Madrid que viajó con la tranquilidad de tener los deberes hechos y que no pudo contar finalmente con Felipe Reyes.

El partido comenzó con un intercambio de canastas entre ambos equipos que impidió el distanciamiento en el marcador de ninguno de ellos. Los de Messina, que se mostraban bien en ataque y flojo en defensa, lograron poner más presión encima del balón para romper la igualdad reinante ante un rival que salió decidido a por la victoria. La presencia de tres hombres grandes en el cinco inicial madridista hizo que los blancos se bloquearan en las acciones ofensivas al cerrarse mucho en zona e impedir los tiros fáciles. En el ecuador del primer cuarto y con 10-7 llegó el primer tiempo muerto del partido solicitado por Messina, que sirvió para que sus hombres reaccionaran y se colocaran por encima. La respuesta de Jovanovic no se hizo esperar con un nuevo tiempo muerto para frenar la embestida blanca. Su buena actuación sobre la pintura y su seriedad en defensa para impedir lanzamientos fáciles del rival posibilitó al Real Madrid acabar el primer asalto con ventaja (12-15). Ante Tomic, con 8 puntos y 2 rebotes, fue el hombre más destacado del primer cuarto.

El conjunto español logró despegar en el marcador al comienzo del segundo cuarto (14-23), lo que llevó a Jovanovic a pedir su segundo tiempo muerto para evitar que la hemorragia de puntos de los blancos resultara definitiva para el devenir del encuentro. A cinco minutos del descanso el Real Madrid alcanzó una ventaja más que considerable con once tantos arriba (14-25). Con el paso de los minutos, Partizán comenzó a mostrar los puntos débiles de un equipo muy joven. Las lagunas de los de Belgrado y la sobresaliente actuación de Tomic acabaron por desarbolar a los locales, que no lograban anotar con fluidez ante una extraordinaria defensa madrileña. Al término de la primera mitad el marcador reflejaba un 18-33 favorable al conjunto de Messina, prueba de que se había logrado superar con éxito la presión del Belgrado Arena, muy por encima del nivel del equipo serbio. Ante Tomic fue el máximo anotador al descanso con 14 puntos.

Relajación blanca

El Real Madrid logró cerrar todas las líneas del Partizán y supo interpretar de manera perfecta el partido partiendo de una defensa que fue crucial para tener controlado el partido en todo momento. Fue así hasta después del descanso, momento en el que, contra todo pronóstico, el Partizán logró meterse de nuevo en el partido colocándose a tan sólo cuatro puntos de ventaja en el marcador (30-34). El tiempo muerto solicitado por Messina para pedir concentración a los suyos no sirvió para nada. Un parcial de 16-1 sirvió a los locales para empatar un partido (34-34) que ya habían dado por perdido ante un Madrid irreconocible tras unos primeros 20 minutos fulgurantes. El aumento de la intensidad defensiva local alejó de la canasta al conjunto español, que consiguió aliviar la situación y marcharse al último cuarto con ocho puntos de ventaja (36-44) bajo la batuta de Llull y el acierto en el poste bajo de Tomic. Precisamente Tomic y Rasko Katic, con 14 puntos cada uno, mandaban como máximos anotadores a diez minutos del final.

El comienzo del último cuarto sirvió para que los locales volvieran a acercarse en el marcador y meterse de lleno en el partido. A seis minutos del final el conjunto local se colocó por delante en el marcador (49-48), algo que no hacía desde las primeras canastas del partido. La suerte del partido quedó reducida a la lucidez de las acciones individuales de los jugadores presentes en la cancha. Fue entonces cuando Mirotic decidió llevar las riendas del equipo junto a Tomic. El desorden táctico y los nervios se apoderaron de un choque que a falta de dos minutos seguía empatado (52-52) y sin un pretendiente serio. La balanza acabó decantándose para el conjunto español (56-61), que asegura así el primer puesto de su grupo en el Top-16 y que obtiene la ventaja de campo en el playoff de cuartos de final de la Euroliga, donde se enfrentará al Power Electronics o al Fenerbahçe. Ante Tomic, con 21 puntos anotados, 7 rebotes y 18 de valoración fue el mejor hombre del partido junto a Nikola Mirotic, con 27 de valoración, 13 tantos y 9 capturas.