El Baskonia se la jugará en Lituania frente al Lietuvos

EUROLIGA | CAJA LABORAL 78-UNICAJA 63

El Baskonia se la jugará en Lituania frente al Lietuvos

El Baskonia se la jugará en Lituania frente al Lietuvos

Triple empate en la cabeza del grupo E con el Panathinaikos y el Lietuvos. El Caja Laboral puede ser primero de grupo o quedar fuera. El Unicaja de Málaga queda definitivamente eliminado.

El Caja Laboral se impuso al Unicaja por 78-63 en un partido del Top 16 de la Euroliga en el que la brillante dirección de Marcelinho Huertas, que firmó 18 puntos, y el trabajo defensivo del segundo tiempo le llevaron al triunfo.

El equipo vitoriano sumó una victoria necesaria en su pelea por el primer puesto, mientras que la derrota deja al Unicaja sin opciones de continuar en la Euroliga a falta de una jornada para cerrar el Top 16.

Dentro de siete días, el Caja Laboral podrá optar al primer puesto en la pista del Lietuvos Rytas que puede llevarle a disputar los cuartos de final con el factor cancha a favor, aunque también corre el riesgo de quedarse fuera del cruce en caso de una derrota en la pista lituana y un triunfo del Panathinaikos en Málaga.

Huertas se hizo con el mando del partido e impuso el ritmo que más le convino al Caja Laboral, y encontró la ayuda de Barac para castigar a los jugadores interiores del equipo malagueño. El duelo se atascó y bajó de revoluciones en el segundo acto, pero los de Ivanovic mantuvieran una cómoda renta sin agobios ante un Unicaja sustentado solo por la anotación en la pintura de Sinanovic y Freeland, que lograron veinte puntos entre ambos en los primeros veinte minutos.

Máxima brecha

Tras el descanso, al que se llegó con 40-31 a favor de los locales, el Caja Laboral dejó la concentración en el vestuario y en tres minutos encajó un 0-9 que igualó el partido a 40. Ivanovic les recordó a sus hombres desde la banda la importancia del rigor defensivo y se aplicaron hasta el final del periodo para recuperar el control antes de los diez minutos finales (58-49).

Para evitar nuevos sustos, los locales siguieron apretando el acelerador y abrieron una máxima brecha de dieciséis puntos, 68-51, a falta de seis minutos para la conclusión. Los de Chus Mateo intentaron meterse de nuevo en el partido, pero nunca lograron rebajar la barrera de los diez puntos antes de que las fuerzas y el tiempo les abandonaran y les dejaran sin opciones de continuar en la Euroliga.