Messina y la plantilla se rebajan el sueldo

Baloncesto | Real Madrid

Messina y la plantilla se rebajan el sueldo

Messina y la plantilla se rebajan el sueldo

El entrenador del Real Madrid y varios de los jugadores con contratos elevados, sensibles a la difícil situación económica, han aceptado una rebaja en sus nóminas para la próxima temporada. El objetivo del club es que los salarios del primer equipo no superen el 55% del presupuesto.

En tiempo de crisis, toca apretarse el cinturón. "Ahorrar y ganar", es la consigna en el baloncesto del Real Madrid. Florentino Pérez dijo el domingo en la Asamblea General que las pérdidas en la pasada temporada rondaron los 24 millones de euros. Para la presente se ha creado un equipo competitivo, pero vigilando de cerca el gasto. Sensibles a la realidad económica, Ettore Messina, varios de los jugadores de la primera plantilla, técnicos de la sección e, incluso, personal administrativo han aceptado una rebaja de sus salarios para esta campaña.

El recorte en la nómina del técnico italiano, que afronta con mucha ilusión su segunda campaña en el banquillo, supera el 15%. Un esfuerzo para que el club contara con un mayor margen de maniobra en el mercado de fichajes. Junto a él han dado ejemplo algunos jugadores, caso de Novica Velickovic, que ha aceptado una disminución de sus ingresos del 15%. Mayor incluso es el esfuerzo de Garbajosa, que firmó su nuevo contrato antes de irse al Mundial. "Quedarse en el Madrid bien lo vale", ha dicho el de Torrejón. El internacional ingresará la próxima campaña, la última que tiene firmada, un 30% menos que en la anterior, una notable rebaja de una ficha que alcanzaba el millón y medio.

No son los únicos, Felipe Reyes tenía una temporada opcional en su contrato por cerca de dos millones de euros y aceptó renegociar a la baja. Ganará 1,4, pero a cambio seguirá de blanco hasta 2013. Caso parecido al de Sergio Rodríguez, que había apalabrado su incorporación al Madrid hacía varios meses, pero, cuando se produjo el relevo en la dirección (entró Juan Carlos Sánchez por Maceiras), el club negoció un recorte en el contrato de casi 400.000 euros (ahora queda en 1,3). Así, ningún jugador de la plantilla supera el millón y medio bruto anual.

El objetivo del club es estabilizar el coste salarial del primer equipo, que suponga sólo el 55% del presupuesto total del baloncesto. Lejos del 70% de años precedentes, cifra en la que también se mueven en la actualidad otros clubes españoles, entre ellos el Barcelona.