NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CORONAVIRUS

Reino Unido, primer país que aprueba la vacuna adaptada a Ómicron

El regulador de medicamentos del Reino Unido (MHRA) aprobó la vacuna bivalente fabricada por la compañía farmacéutica estadounidense Moderna como refuerzo para adultos.

Actualizado a
Una médico durante la pandemia del coronavirus.
Pedro Rances Mattey/dpa - ArchivoEUROPA PRESS

Cuando están a punto de cumplirse los dos primeros años de la llegada de las vacunas contra el coronavirus, los laboratorios americanos de Moderna han desarrollado una vacuna adaptada a una de las cepas.

Concretamente, a Ómicron. Una medida que ha tomado el regulador de medicamentos del Reino Unido (MHRA), quien ha aprobado la llamada vacuna bivalente fabricada por la compañía farmacéutica estadounidense Moderna como refuerzo para adultos.

Así es la vacuna bivalente

La nueva vacuna estará enfocada a Ómicron, pero también al resto de variantes del COVID. Una decisión basada en datos de ensayos clínicos que mostraron que el refuerzo desencadenó “una fuerte respuesta inmune” contra Ómicron (BA.1) y el virus original de 2020, declararon.

Además, la nueva vacuna generaba una buena respuesta inmunitaria contra las variantes BA.4 y BA.5 de Ómicron que son las actualmente dominantes no sólo en Reino Unido, sino en gran parte del mundo.

En septiembre llegarán vacunas adaptadas a linajes

Los funcionarios de la Agencia Europea de Medicamentos esperan que las vacunas adaptadas a las diferentes variantes del COVID se aprueben en la Unión Europea para septiembre.

La EMA está abierta a usar inyecciones dirigidas a la variante BA.1, que es la más antigua, seguramente este este otoño, dado que las nuevas cepas no ha dado tiempo a realizar todas las pruebas en los laboratorios y los ensayos no están tan avanzados.

Qué pasará con el resto de vacunas

Los laboratorios Pfizer y BioNTech también han estado probando versiones de su vacuna de ARNm modificada para combatir las variantes de Ómicron. Por su parre, Sanofi y su socio GSK trabajan en una vacuna basada en proteínas que se dirige a la subvariante Beta, que fue dominante el año pasado.

Según ha contado Sanofi, “la vacunación primaria con la vacuna candidata que contiene el antígeno Beta muestra una eficacia del 64,7 % frente a infecciones sintomáticas en adultos y una eficacia del 75,1 % en participantes previamente infectados con COVID-19″.

Para Ómicron, “el análisis de secuenciación realizado hasta la fecha muestra una eficacia del 72% en todos los adultos y una eficacia del 93,2 % en personas que han estado infectadas previamente con el SARS-CoV-2. Estos primeros datos de eficacia, en un contexto epidémico dominado por la variante Ómicron, confirman la relevancia de una vacuna que contiene el antígeno Beta”, detallan.

En la colaboración entre las dos compañías, Sanofi aporta su antígeno recombinante y GSK contribuye con su adyuvante pandémico, ambas plataformas de vacunas establecidas que han demostrado su éxito contra la gripe.