NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACTUALIDAD

¿Por qué Lula da Silva no tiene un dedo y cuándo lo perdió?

El expresidente brasileño, candidato a las elecciones por el Partido de los Trabajadores, perdió el dedo meñique de su mano izquierda en un accidente laboral cuando tenía 17 años.

Actualizado a
Brazil's former president and current presidential candidate Luiz Inacio Lula da Silva gestures during a meeting with candidates running in Brazil's general election, in Rio de Janeiro, Brazil, September 30, 2022. REUTERS/Pilar Olivares
PILAR OLIVARESREUTERS

Luiz Inácio Lula da Silva, candidato a las elecciones presidenciales brasileñas por el Partido de los Trabajadores, fue protagonista por una de las últimas imágenes de la campaña de los comicios en los que se medirá al actual presidente, Jair Bolsonaro.

Sigue la segunda vuelta de las Elecciones en Brasil hoy, en vivo: Lula vs Bolsonaro

En la mencionada imagen Lula, expresidente entre los años 2003 y 2010 y jefe de gabinete de la presidencia brasileña durante el mandato de Dilma Rousseff, aparece con el traje de empleado de la compañía petrolera Petrobras y un casco en la cabeza. Lo más llamativo de la imagen, es la presencia de sus nueve dedos. Un accidente laboral que sufrió a los 17 años es la causa de la pérdida del dedo meñique de su mano izquierda.

Los hechos tuvieron lugar en el año 1962, en una fábrica de producción de tornillos de Sao Paulo, cuando un torno mecánico le aplastó el dedo. Finalmente, los médicos tomaron la decisión de amputarle dicho dedo. Según el propio Lula, el accidente podría haber tenido un desenlace diferente a día de hoy. “Yo tenía 17 años cuando perdí este dedo. Si fuera hoy, no lo habría perdido. Me haría un implante y colocaría un dedo mayor que este”, mencionó años atrás en una entrevista.

Nacido el 27 de octubre de 1945 en Garanhuns (Pernambuco, Brasil), un municipio en el que la sequía es uno de los problemas más recurrentes, Lula tuvo su primer trabajo en la ciudad de Santos como vendedor ambulante, donde aprendió a leer y escribir. Después, ejerció de ayudante en una tintorería, y también como telefonista y limpiabotas, antes del mencionado accidente. A los 22 años se casó con Maria de Lurdes, una trabajadora de una fábrica textil.

En el año 1966 comenzó a trabajar en las Industrias Villares y dos años después, en 1968, comenzó su etapa sindicalista, concretamente en el Sindicato de Metalúrgicos de São Bernardo do Campo. Un cargo que desempeñó desde una postura completamente “despolitizada”. De hecho, desempeñó un papel clave el tramo final de la dictadura de João Goulart, debido a la necesidad de contar con interlocutores que permitieran fortalecer el proceso democrático.

Trayectoria política y políticas durante su mandato

Antes de proclamarse presidente de Brasil en 2003, Lula perdió dos elecciones presidenciales ante el candidato Fernando Henrique Cardoso, ambas en la primera vuelta de los comicios. Anteriormente, en 1986 obtuvo un escaño en la Cámara de Diputados federal y participó en la Asamblea Constituyente.

Lula llegó al Ejecutivo hace 19 años con una Brasil sumida en una crisis económica marcada por la elevada deuda pública, una devaluación de la moneda y un descenso del PIB. Las consecuencias más inmediatas fueron el desempleo, la pobreza y la desigualdad. Durante su primer mandato, consiguió evitar el default de su deuda y revirtió la situación económica, mediante un crecimiento del PIB favorecido por el aumento de las exportaciones, de los ingresos tributarios y la reducción del gasto público.

Sin embargo, la imputación y posterior condena en el marco de la Operación Lava Jato, acabó con su trayectoria política. En 2018 fue condenado a 12 años de cárcel acusado de corrupción y blanqueo de capitales. Año y medio después, fue liberado y el Tribunal Supremo decidió anular sus condenas.

Principal rival de Bolsonaro en los comicios de 2022

Lula se postula ahora como candidato a las elecciones presidenciales para tratar de vencer al actual presidente brasileño, Jair Bolsonaro, vencedor de los comicios en el año 2019. Según el último sondeo realizado por el instituto demoscópico Ipec, Lula ganaría en la primera vuelta con un apoyo que roza el 50%, mientras que Bolsonaro solo lograría el 31%.

Otro sondeo realizado por BTG Pactual-FSB Pesquisa, otorga un apoyo a Bolsonaro del 37% en la primera vuelta, aunque apuntó que Lula obtendría un 52% del apoyo en la segunda vuelta, por un 40% del actual presidente brasileño.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?