NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CONFLICTO UCRANIA - RUSIA

Francia se prepara para una ‘economía de guerra’: así afectará a la población

El Gobierno de Macron se prepara para aprobar una ley cuyo objetivo será mantener el funcionamiento de las actividades económicas indispensables: procurar el autoabastecimiento, garantizar la seguridad y la defensa.

Actualizado a
PARIS, FRANCE - JULY 1: French President Emmanuel Macron speaks to the press at the presidential Elysee Palace in Paris, France on July 1, 2022. (Photo by Philip Rock/Anadolu Agency via Getty Images)
Anadolu AgencyGetty

Una economía de guerra es aquella que permitirá a un país sobrevivir, tener un autoabastecimiento para su población, y esté garantizada su seguridad y la defensa del mismo. Y es lo que el Gobierno de Macron está analizando.

El recién elegido presidente de Francia, ha activado la política de defensa, y a través de la Ley de Programación Militar del país, se ha producido un aumento del presupuesto en Defensa, medida que la OTAN avaló para todos los países en la Cumbre de Madrid, además de realizar compra de armas en diferentes sectores. El gasto en armamento aumentó un 5% en todo el mundo y Francia se sitúa ya como la tercera potencia exportadora de armas del mundo.

El Consejo de Ministros francés aprobará a lo largo del día la ley de “poder adquisitivo” en la que se incluirá un apartado de “soberanía energética”, por el que el Gobierno podrá explotar las centrales de gas en caso de problemas de suministro.

Un borrador que prevé la posibilidad de ‘requisar’ las centrales de gas, así como el ‘llenado forzoso’ de las instalaciones de almacenamiento de gas. En caso de no poder llevarse a cabo, los encargados del almacenamiento tendrán que constituir las existencias necesarias por sí mismos.

Además, se incluirán excepciones para acelerar la instalación de una terminal de importación de GNL en Le Havre y el reinicio de la central de carbón de Saint-Avold, medidas todas para que cuando llegue el otoño y el invierno esté todo solucionado y la población no pase frío, algo que podría ser catastrófico. Precisamente esta central, conocida como Emile-Huchet, fue cerrada definitivamente en marzo y esperan volver a poner en funcionamiento a partir del 1 de octubre.

Las previsiones de Macron

Para Macron es importante “organizarse de cara al futuro”, y el más cercano es que en octubre ya puede hacer frío en diferentes puntos del país y ser necesaria la calefacción, aunque el carbón y el gas son claves en todos los sectores de la vida francesa.

El 11 de julio se producirá el próximo cierre temporal del Nord Stream 1 para examinar el estado de las instalaciones, el tubo que transporta gas de Rusia a Alemania, y que también sirve a Francia, Austria, Italia... Una situación que Gazprom anunció es culpa de la demora de las reparaciones por parte de Siemens, mientras la compañía lo niega.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?