PORTUGAL

Un portero, dos pifias y muchas lágrimas: vaya despropósito...

El portero del equipo juvenil del Benfica tuvo una de las noches más aciagas que se le recuerda a un guardameta: atención a los dos goles que le meten.

0 Comentarios

Normas Mostrar

Te puede interesar