REAL MADRID

La historia de Luka Modric: de refugiado a genio del fútbol

El croata cumplirá ante el Betis 200 partidos con el Madrid. Estos fueron sus orígenes y así ha sido el camino para convertirse en el motor blanco.

Luka Modric está de enhorabuena. El croata jugará su encuentro número 200 (sumando los partidos de todas las competiciones oficiales, con 11 goles anotados) como jugador del Real Madrid. 

Desde su llegada en el verano de 2012, por petición expresa de José Mourinho, Modric se convirtió en uno de los jugadores más queridos por la afición blanca, aunque le costó arrancar: tras el Eurocopa de Polonia y Ucrania se pudo en pie de guerra con el Tottenham, su antiguo club, para que le traspasara al Madrid. Estuvo prácticamente un mes sin entrenarse con el resto de sus compañeros de los spurs. Con los blancos empezó a carburar en el encuentro de vuelta de octavos de Champions ante el Manchester United. En Old Trafford empezó en el banquillo para sustituir a Arbeloa en el minuto 59. Siete minutos más tarde establecía el empate con un sensacional disparo desde fuera del área, su gran virtud, daba alas a su equipo para ganar en el Teatro de los Sueños, y dar el pase a cuartos. Ese día mostró todas sus virtudes como centrocampista total. Desde entonces, las muestra en cada partido como jugador madridista hasta que parece insustituible en el centro del campo blanco.

El desglose de los 199 encuentros que lleva hasta ahora es el siguiente: 130 de Liga, 46 de Champions, 16 de Copa, tres de Supercopa, dos de Mundial de Clubes y dos de Supercopa Europea. Ha ganado dos Champions, dos Supercopas de Europa, una Supercopa, una Copa y dos Mundiales de Clubes. Pero aún hay tiempo para más. Modric renovó el pasado mes de octubre hasta junio de 2020.

0 Comentarios

Normas Mostrar

Te puede interesar