CINE

Jason Momoa protagoniza una polémica en el Vaticano

Jason Momoa, nuevo fichaje de la saga, aprovechó su estancia en Roma para visitar la Santa Sede y tomó unas imágenes en su interior cuando está totalmente prohibido.

Actualizado a
ROME, ITALY - MAY 13: Jason Momoa is seen during the Fast and Furious 10 shooting on May 13, 2022 in Rome, Italy. (Photo by Ernesto Ruscio/GC Images)

El actor Jason Momoa, conocido por su papel en ‘Aquaman’, se convirtió en el nuevo fichaje de la popular saga de ‘Fast and Furious’ para la décima entrega que se estrenará en 2023. “La familia Fast sigue creciendo. Bienvenido a la familia Jason Momoa”, fue el mensaje de bienvenida. Actualmente, el intérprete se encuentra en Roma para grabar esta película, por lo que ha aprovechado su estancia para disfrutar del turismo en la capital italiana. El portal ‘JustJared’ ha compartido unas imágenes en exclusiva de su estancia en la ciudad romana, en el cual el nuevo compañero de Vin Diesel pasea sin camiseta por el casco histórico.

Sin embargo, ha protagonizado una polémica, que no ha gustado a algunos seguidores, tras realizar fotografías en el interior de la emblemática Capilla Sixtina de la Santa Sede, cuando está totalmente prohibido por las autoridades del Vaticano. Además, el actor compartió su experiencia a través de las redes sociales, como también imágenes de lugares exclusivos como la bóveda de “La creación de Adán”, pintado por Miguel Ángel. “Te quiero ITALIA que hermoso comienzo en nuestro día libre disfrutando De Roma”, compartió el intérprete.

“Si te he faltado el respeto, no era mi intención”

Las críticas de algunos usuarios en la red social de Instagram propiciaron que el nuevo fichaje de Fast and Furious hiciese público un vídeo para pedir disculpas por lo sucedido en la Santa Sede. “Si alguna vez sintieron qué les faltaba el respeto a su cultura, no era mi intención. Vine aquí cuando tenía 19 o 20 años para conocer la Capilla Sixtina y ahora que puedo, hice una maravillosa donación para atraer a mis amigos y a mi equipo porque solo tenemos un par de días libres para conocer estos lugares”, señala el mensaje.

No obstante, según reportan sus publicaciones, algunos trabajadores y visitantes que se encontraban en el interior de la Basílica de San Pedro buscaban inmortalizar el momento con una fotografía junto al actor. De hecho, asegura en varias ocasiones que pidió permiso antes de tomar las imágenes. “Descubrí que varias personas querían hacerse fotos conmigo, lo cual es muy raro. Fui muy respetuoso y pedí permiso, por lo que pensé que no pasaba nada. Nunca querría hacer nada para faltar el respeto a la cultura de otros. Si lo hice, lo siento”, reitera. Incluso, desveló que durante su estancia en el Vaticano realizó “una buena donación” a la Iglesia tras disfrutar de esta visita.