CINE

Steven Spielberg, sobre la dura infancia de Drew Barrymore: “Me sentí muy imponente”

El director de cine ha confesado que la actriz le llegó a pedir que fuese su padre cuando era solo una niña: “Solo podía ser una especie de consejero”.

Actualizado a
Steven Spielberg, sobre la dura infancia de Drew Barrymore: “Me sentí muy imponente”

Drew Barrymore ha hablado en diversas ocasiones sobre su dura infancia. La actriz empezó en la industria del cine desde que era una niña, y fue precisamente la exposición y la fama lo que le llevaron a ser adulta poco tiempo después de cumplir 10 años.

En aquel entonces empezó a beber alcohol, a rondar discotecas y relacionarse con otras personalidades del mundo de Hollywood, y solo con 14 años ya tuvo graves problemas con las drogas que le llevaron incluso a ser ingresada en una clínica de rehabilitación.

Unos problemas de los que fue consciente Steven Spielberg, quien le cuidó en todo un ambiente cada vez más tóxico. Todo a raíz de ‘ET’, como ha confesado en una entrevista concedida a ‘Vulture’, señalando que se quedaba con la actriz algunos fines de semana.

De hecho, la propia Drew Barrymore confesó anteriormente que Spielberg “era la única persona en mi vida hasta el día de hoy que alguna vez ha sido una figura paterna”, y es que su padre biológico, John Drew, era alcohólico y abusivo.

Drew Barrymore le pidió que fuera su padre

“Se quedaba despierta mucho más tarde de su hora de acostarse, iba a lugares de los que solo debería haber oído hablar y vivía una vida a una edad muy temprana que creo que le robó su infancia. Me sentí muy imponente porque yo no era su padre. Sólo podía ser una especie de consejero para ella”, ha confesado el director al medio citado.

Los lazos que crearon ambos fueron tales a raíz de estar juntos en el set de rodaje que la propia Drew Barrymore le preguntó si podía ser su padre, a lo que éste respondió que no podía, pero sí su padrino.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?