SUCESOS

Aparecen en buen estado los suegros de Shaila Dúrcal tras desaparecer por el huracán Otis

Los padres del marido de la hija de Rocío Dúrcal estuvieron más de 24 horas en paradero desconocido tras el paso del huracán Otis, pero ya han sido hallados

Actualizado a
Aparecen en buen estado los suegros de Shaila Dúrcal tras desaparecer por el huracán Otis

El paso del huracán Otis por México ha dejado muerte y desolación por todos lados. La costa pacífica del país centroamericano, especialmente la zona de Acapulco, ha sufrido grandes destrozos a causa de rachas de viento que superaron los 330 kilómetros por hora. Además, las lluvias y el oleaje han contribuido a la generación de todo un infierno meteorológico que ha acabado con la vida de más de treinta personas, varias desapariciones y casi un millón de personas incomunicadas.

Dos de las personas de las que no se ha vuelto a tener noticias tras la aparición del huracán han sido los suegros de Shaila Dúrcal. Los padres de su marido, Dorio Ferreira, residentes en Acapulco, no habían dado ninguna señal de vida desde el pasado 26 de octubre. Un hecho que dejó “muy agobiados” al matrimonio, tal y como contó la hija de Rocío Dúrcal, Carmen Morales. Por suerte, tras más de un día sin tener ninguna noticia de los padres de su pareja, los padres de Dorio Ferreira han sido hallados en perfecto estado de salud, tal y como ha contado el programa Fiesta.

Los padres del flaco, mi cuñado, viven allí y no tienen comunicación. Llevan más de 24 horas sin saber si están bien o no”, ha proseguido Morales durante un evento en Madrid. “Se quieren ir la semana que viene para allá por esto, porque no hay comunicación y quieren ayudar porque la ciudad está destruida. No hay comunicación, no se sabe nada y es muy desesperante”, ha agregado.

Su última llamada

Poco antes de que el huracán se llevara por delante todo lo que encontró a su paso, Dúrcal llamó a su suegra en una llamada en la que esta le manifestó el pavor que estaba sufriendo por el viento. “Ella le decía que estaba muy asustada y que tenía miedo, y se cortó la comunicación”, ha explicado Morales.

Hasta el momento, ni Shaila Dúrcal ni Dorio Ferreira se han pronunciado públicamente, pero su hermana insiste en la necesidad de “poder comunicarse”. “Las imágenes de la ciudad son horrorosas”, ha zanjado Morales ejemplificando su versión en un hotel de lujo en el que estuvo su padre y que ha quedado completamente destruido.