FAMOSOS

Risto Mejide y Natalia Almarcha se reconcilian en Menorca

El publicista y la farmacéutica han sido fotografiados subiéndose a un avión para poner rumbo a la isla balear y asistir a la boda de Edurne y De Gea.

Actualizado a
Risto Mejide junto a su pareja, Natalia Almarcha, durante la presentación de su nuevo libro ‘Dieciséis Notas’ , a 23 de marzo de 2023, en Madrid (España)
LIBRO;PRESENTADOR;GENTE
JR.GR / J.RAMON GUISADO
23/03/2023

Edurne y David De Gea se dan el ‘sí, quiero’ este sábado 1 de julio después de doce años de relación y una hija en común, la pequeña Yanay. Una ceremonia con Canteras de S’Hostal como escenario de excepción, un enclave de ensueño situado a escasos kilómetros de Ciudadela. Un enlace al que tan solo tienen acceso 80 invitados, entre ellos, Risto Mejide que ha acudido en compañía de Natalia Almarcha confirmando una reconciliación que ya era un secreto a voces.

Así lo confirman Laura Fa y Lorena Vázquez en ‘Mamarazzis’. El presentador de ‘Todo es mentira’ y la joven farmacéutica, de 26 años, fueron fotografiados en el aeropuerto mientras esperaban para embarcar en un vuelo directo a Menorca para asistir la preboda y al enlace de Edurne y De Gea. Según varios testigos, Risto Mejide se montó en todo momento “muy pendiente de su chica, ayudándola con el equipaje, y besándola y acariciándola todo el rato”. “Se le ve enamoradísimo”, señalan desde el citado podcast.

Con esta aparición en conjunto, Risto Mejide y Natalia Almarcha dan a entender que han decidido apostar por una nueva oportunidad en su historia de amor. En los últimos días, la joven viajó hasta Madrid para mantener una conversación profunda con el ex de Laura Escanes y acercar posturas.

Las condiciones de Natalia Almarcha

La reconciliación entre Risto Mejide y Natalia Almarcha no ha sido nada fácil. Y es que, según avanzaban desde el podcast ‘En todas las salsas’ de Mediaset, la valenciana tuvo claro desde un primer momento que no daría el paso si el televisivo no cumplía con una serie de condiciones.

Por un lado, la joven no vería con buenos ojos el alto nivel de vida de su pareja. “Cuando van a restaurantes, cada uno paga lo suyo. Él va a restaurantes caros. Él no se estira mucho. Natalia ha dicho que ella no puede costear ese nivel”, apunta Laura Fa. Por otro, “que deje atrás a sus amigas virtuales”.