FAMOSOS

Qué fue de Xuxa, la estrella infantil y mito erótico que conquistó a Pelé y luchó contra Google

La brasileña se convirtió a finales de los ochenta en un fenómeno global llegando a vender millones de discos, pero su vida también ha estado salpicada de traumas y polémicas.

Actualizado a
Xuxa Meneghel

Es probable que el nombre de Maria da Graca Meneghel no sea demasiado evocador para la mayoría, pero si mencionamos a Xuxa la cosa cambia. La brasileña se convirtió a finales de los 80 y principios de los 90 en un verdadero fenómeno global en una época en la que era la televisión quien encumbraba a las celebridades a la fama y no internet como sucede en la actualidad.

En su país llegó a convertirse en una de las personas más influyentes gracias, entre otras cosas, a su meteórica carrera como estrella de la televisión infantil, se la conocía como la ‘Reina de los bajitos’, y a sus relaciones amorosas con dos mitos del deporte brasileño y mundial: Pelé y Ayrton Senna. Nada más y nada menos.

La relación con Pelé llegó en una época, 1981, en la que ella se dedicaba principalmente al modelaje pero su exposición a los medios despertó el interés de TV Globo, que la puso al frente de Clube da Criança en 1983 y más tarde le daría su propio espacio, el Xou da Xuxa, con el que terminó de confirmar su condición de estrella también de la canción.

En 1992 exportó su marca de programas musicales para niños a otros países, entre ellos España, donde aterrizó de la mano de Telecinco para presentar Xuxa Park, que se convirtió en un éxito instantáneo. Por aquel entonces ya había vendido 18 millones de discos y era agasajada por revistas del calibre de People y Forbes e imagen de otras como Playboy.

La propia Xuxa llegó a contar una historia de cuando trabajaba en España protagonizada por el mismísimo Michael Jackson, que al parecer estaba obsesionado con ella y en una cena en Neverland, su conocida residencia, a la que invitó a la brasileña le pidió matrimonio. A saber.

Xuxa llegó incluso a inaugurar en 2003 su propio parque de atracciones, ‘O mundo da Xuxa’ en Sao Paulo, que estuvo abierto hasta 2015, precisamente el año en el que terminó su relación de 30 años con TV Globo, cadena para la que presentó más de una decena de formatos. Evidentemente ya no tenía el tirón de antaño, aunque dio el salto a Record TV para reinventarse al estilo Ellen DeGeneres, aunque sin demasiado éxito.

En los últimos tiempos Xuxa ha dejado de lado su faceta más televisiva, aunque ha tratado de explotar otra como Youtuber. En cualquier caso, a sus 59 años, la brasileña ha amasado una importante fortuna de varios cientos de millones de euros y tiene varios negocios en marcha como Casa X, Espaço Laser o una productora. También llegó a poner en marcha una fundación dedicada a la infancia pero tuvo que cerrarla con la llegada de la pandemia.

Traumas y polémicas

No obstante, a lo largo de todos estos años, a Xuxa también le ha acompañado la polémica. La más sonada la que le ha perseguido durante toda su carrera después de protagonizar en 1992 un filme erótico junto a un menor de edad. De hecho, en 2018 perdió un juicio contra Google en el que pedía que su nombre no fuera relacionado con el término pedofilia en el motor de búsqueda.

Xuxa llegó a hacerse con los derechos de distribución de la película, titulada Amor Extraño amor, para evitar su difusión, pero en 2018 expiró el acuerdo que tenía la brasileña con el estudio cinematográfico y volvió a emitirse hace menos de un año.

De igual forma, también fue noticia al reconocer en 2013 que había sufrido abusos sexuales en la infancia y adolescencia, aunque en su momento aseguró que había intentado olvidar aquellos episodios y mirar hacia adelante.

También dio de qué hablar en plena pandemia al asegurar en un vídeo que había sido responsable de que su madre falleciera a casua de la Covid-19. Lo que trataba de ser una campaña para “convencer, educar y concienciar” a la población para que se tomara en serio el confinamiento y las medidas preventivas no fue bien recibida en un primer momento y generó confusión ya que su madre en realidad sufría párkinson y murió en 2018. Tuvo que pedir disculpas y explicar que su única intención era concienciar sobre la gravedad del coronavirus.

En cualquier caso, más allá de algunos episodios puntuales y otros escabrosos, Xuxa, que tuvo una hija con Luciano Szafir y que en la actualidad mantiene una relación con el músico Junno Andrade, sigue siendo una figura muy respetada en su país por su activismo en defensas de varias causas sociales y su defensa de los animales. Atrás queda su época más gloriosa y algunos pasajes oscuros, pero no puede decirse que haya caído en el olvido. De hecho, ahora está inmersa en un proyecto con Disney. Hay Xuxa para rato.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?