TELEVISIÓN

Miguel Rodríguez: de ‘Pasapalabra’ a la cárcel

El concursante acudió al programa para tratar de saldar sus deudas con el premio, pero no lo consiguió y acabó entre rejas.

Actualizado a
Roberto Leal conduce 'Pasapalabra'.

Por el exitoso Pasapalabra han pasado infinidad de concursantes, pero una de las historias más curiosas la recoge hoy El Periódico de España. Esta tiene que ver con el concursante Miguel Rodríguez, quien acudió al programa en 2009 para tratar de hacerse con una gran cantidad de dinero con la que saldar las deudas que finalmente le llevaron a la prisión.

Este concursante había sido acusado por aproximadamente un centenar de personas de haberse apropiado de su dinero al engañarles con falsas inversiones en bolsa. Según Rodríguez, estas les darían un diez por ciento de beneficios en un año, lo que no ocurrió. Además, entre los engañados estaban también algunos de sus familiares.

La intención del antiguo concursante era presentarse a Pasapalabra para ganar el bote y, así, pagar las deudas que había contraído y que las víctimas no le denunciasen, para no acabar prisión.

Lo primero lo consiguió. Se llevó 240.000 euros de su paso por el concurso, sin embargo, no pudo evitar ir a la cárcel, ya que el dinero que consiguió no fue suficiente para pagar las deudas.

Dos años y cuatro meses de cárcel

Finalmente, el desfalco a familiares y demás víctimas terminó en los tribunales, al no poder saldar las deudas, y Miguel Rodríguez fue condenado a dos años y cuatro meses de prisión, que cumplió en la cárcel del Teixeiro, en A Coruña.

Su estafa se remontaba al año 2005, y una década después entró en prisión. Su paso por el programa, uno de los más seguidos y longevos de la televisión, tuvo lugar en 2009.

Actualmente, el bote de Pasapalabra se acerca ya a los dos millones de euros, una cantidad que se juegan entre Rafa Castaño y Orestes Barbero desde hace meses.