SERIES

‘Más que amigos’, la fallida versión española de ‘Friends’

Tres años después del lanzamiento de la mítica serie norteamericana, Globomedia probó suerte con un proyecto que apenas duró 9 meses.

Actualizado a
‘Más que amigos’, la fallida versión española de ‘Friends’

La muerte de Matthew Perry ha provocado una ola de nostalgia. Como el sabor vainilla de algunos helados o el olor a casa del pueblo que uno sólo termina de recordar cuando aparca el coche y baja las maletas. Han sido incontables los homenajes a la figura de Chandler Bing: el icónico, tímido e irascible personaje que interpretaba Perry en Friends. También la serie y muchas de sus escenas han sido traídas al presente con motivo del deceso. Aquella producción fue todo un éxito, símbolo de la cultura de finales de los noventa, que funcionó como bisagra para unir dos siglos. Lo que pocos saben es que en España también hubo una versión de Friends.

Se hizo patente que Nueva York era otra cosa. Al calor de la indudable influencia que ejerció el proyecto de la NBC nacieron otras series. Y eso hizo Globomedia, que se lanzó al género con Más que amigos. Sin embargo, mientras que la sitcom norteamericana gozó de un éxito con pocos precedentes, la española se hundió antes de tiempo. La primera vio la luz en 1994 y se mantuvo una década en emisión, hasta 2004, como líder indiscutible; la segunda no duró un calendario: se estrenó en julio de 1997 y bajó la persiana en marzo de 1998, estancándose en los 29 episodios.

De las cenizas nacieron dos mitos

Todavía hoy puede leerse en Globomedia la sinopsis de aquella serie. “Con una mezcla conmovedora de drama y humor, esta serie cuenta la historia de un grupo de amigos veinteañeros que tienen que lidiar con los problemas que les surgen en su paso a la edad adulta”, se dejó escrito. Superando el carácter cómico, al igual que otras tantas sitcom, y con la marca española que muchas de ellas han desarrollado en cadenas domésticas, añade un componente vital: “con el fin de que el grupo permanezca unido, cada uno de ellos debe aprender a enfrentar los problemas que podrían separarlos”.

Ampliar

El proyecto, que era emitido en Telecinco, se fue a pique pese a contar con un elenco de jóvenes que asaltaban el panorama audiovisual con un cuchillo ambicioso entre los dientes y con las ganas de comerse el mundo. Paz Vega, Alberto San Juan o Melani Olivares eran algunos de ellos. Y con esa flota se hundió el barco.

Aquel naufragio fue la confirmación de que no hay mal que por bien no venga. Tras este hundimiento, Globomedia decidió reflotar la embarcación con otra sitcom. Y así nació Siete Vidas, que recuperaba a Paz Vega del anterior reparto. Tardó poco en ocupar todas las televisiones de los españoles. Este mito abrió la puerta grande al género y Globomedia, completamente confiada, lanzó otro éxito más: Los Serrano. Entonces, pese a que Nueva York fuera una cosa muy diferente, comenzó a ser todo un triunfo que desde los bancos de Madrid no se pudiese ver el mar.