FAMOSOS

La novia se niega a pagar los 90.000 euros de la ‘no boda’ con el torero Juan Ortega

Según recoge ‘Semana’, Carmen Otte Alba, ha exigido que sea el torero quien se haga cargo de los gastos de su ‘no boda’.

Actualizado a
La novia se niega a pagar los 90.000 euros de la ‘no boda’ con el torero Juan Ortega

El pasado fin de semana tuvo lugar una de las noticias más inusuales y atípicas en la prensa rosa. El torero Juan Ortega dejó plantada a su pareja, Carmen Otte Alba, en el altar cuando todo estaba listo para que ambos se diesen el ‘sí, quiero’ en una ceremonia que iba a tener lugar en Jerez de Frontera y que iba a congregar a más de 500 invitados. Algunos de los asistentes se enteraron de este plantón cuando llegaron a la Iglesia de Santiago.

Las dudas se apoderaron de la figura del diestro en las horas previas a su enlace. Una drástica decisión que pilló por sorpresa a los familiares y amigos de ambos, dado que solo un día antes tuvo lugar la tradicional preboda. Pilar Vidal ha contado en Y ahora Sonsoles cuál fue el modus operandi que el torero adoptó antes de comunicarle a su pareja que no se quería casar.

En primer lugar, el diestro llamó a un cura de confianza, que también iba a oficiar la boda, para trasladarle sus dudas acerca de su enlace. El sacerdote le aconsejó que lo mejor era suspenderlo, y éste le hizo caso porque es una persona muy religiosa. “Hay un dato que me han contado los invitados que estaban allí. La primera llamada que hace es a un cura de Barcelona, que él había invitado y que iba a oficiar también la misa. Él le llama por teléfono y le dice las dudas que tiene. El cura le dice que no se case. Me dicen que es una persona muy religiosa”.

“Su entorno me dice que no hay terceras personas”

Seguidamente, Ortega contactó con su novia, que se encontraba en la peluquería con su madre, para trasladarla su decisión . “La siguiente llamada que hace es a su novia, que la pilla en la peluquería junto con la madre. Luego llama a sus padres y les dice que no se va a casar. Coge el coche y se marcha a Sevilla”.

La periodista descarta que este plantón se deba a la aparición de terceras personas que hayan dinamitado la historia de amor que la pareja empezó a escribir hace más de diez años. “Su entorno me dice que no hay terceras personas, ni por su parte, ni por la de ella”.

La exigencia de la familia de la novia

El dinero de la ‘no boda’ es un coste que Carmen Otte Alba no piensa asumir después de haber sido plantada en el altar. A pesar de no demandar al torero, la familia de la novia tiene claro que no van a pagar nada de los gastos que se han podido producir a causa del enlace no celebrado, según recoge ‘Semana’.

El torero deberá desembolsar los casi 90.000 euros después de cancelar la ceremonia. Dentro de esta cuantía se contempla el catering de los 500 invitados, los regalos, el viaje de novios, así como los 4.500 euros del aquiler del espacio para el banquete, los 800 euros de las alianzas o los 2.500 euros del vestido de su prometida.

Normas