POLÉMICA

La irónica respuesta de Shaquille O’Neal tras la mofa de su ‘enemigo’ Kevin Durant

La leyenda de la NBA y el jugador mantienen desde hace años una disputa dialéctica por casi todo lo que rodea al negocio del baloncesto.

Actualizado a
Shaquille O’Neal gives his opinion on Will Smith’s slap of Chris Rock

Si algo tienen en común Kevin Durant y Shaquille O’Neal es que no tienen por costumbre callarse ni ser políticamente correctos. Por ese motivo, desde hace tiempo -años- ambos mantienen una guerra dialéctica que se libra principalmente en las redes sociales y que abarca muchas cuestiones.

Partamos de la base de que Shaq, muy de la vieja escuela, ha menospreciado en diversas ocasiones el nivel de la NBA actual y en el caso de Durant, antes de que ganara el anillo con los Golden State Warriors, poco menos que venía a decir que quién era él. Ese hecho, unido a la polémica con Javale McGee, al que O’Neal solía ‘ridiculizar’ en su famosa sección televisiva de pifias Shaqtin’ A Fool, elevó la tensión entre ambos.

De hecho Kevin Durant acusó a Shaquille de acoso a su, por entonces, compañero de equipo. Y fue muy claro al respecto. “Dijo que no puedo hablar con él porque no he ganado un campeonato. Shaq se siente validado en la vida, no solo en el baloncesto, porque ha ganado un campeonato... ¿No puedo salir en su defensa – de Javale McGee- porque no he ganado campeonatos? Eso me demuestra que toda tu vida se centra en el hecho de sentir que eres alguien en este mundo porque has ganado un campeonato. Para mí, ni siquiera se trata de eso”, aseguró Durante allá por 2017 en The Bill Simmons Podcast.

Y desde entonces no puede decirse en absoluto que la relación haya mejorado porque el cruce de declaraciones ha seguido por otras cuestiones a lo largo del tiempo. La penúltima fue a cuenta de unas declaraciones de Shaquille sobre que sus Lakers ganarían fácilmente a los actuales Golden State Warriors e incluso a los Bulls de Jordan.

“Estoy arruinado”

Y la última por los salarios de la NBA, que O’Neal considera desorbitados. Una postura que comparte su amigo Charles Barkley, también enfrentado a Durant, que insinuó que los jugadores de la vieja escuela sentían envidia por la cantidad de dinero que se ganaba en la actualidad. “Déjame decirte algo, ¿crees que estoy contento de que Rudy Gobert gane 250 millones? Así que, Kevin Durant, tienes toda la razón. Estamos enfadados porque tal y como hemos jugado no lo hemos conseguido. Tienes a jugadores tirando un 22% ganando 30 millones. Dennis Scott tiró casi un 45-50% en toda su carrera y lo máximo que ganó fue probablemente 7 millones de dólares, así que tienes toda la razón en que nos enfadamos. Nos volvemos mezquinos, y ¿adivinen qué? Tenemos una opinión, y nuestra opinión cuenta”, explicó hace pocas fechas en el podcast The Big.

Y evidentemente, Durant no se ha callado tratando de ridiculizar a su ‘rival’. “Shaquille es divertidísimo. Eres billonario, hermano”, fue el comentario que dejó en Twitter, que no tardó en obtener una réplica. “Sé que soy hilarante, y no soy billonario, de hecho estoy en la ruina. Pero siempre hablaré de la realidad. Gracias por decir que soy gracioso, significa mucho para mí”, fue la respuesta de O’Neal.

Y no. Shaquille O’Neal no está arruinado. Y sí. Kevin Durant tiene razón, pero probablemente está equivocado en el fondo de la cuestión ya que la fortuna de Shaq no proviene exclusivamente del dinero ganado como jugador. De hecho, el imperio del exjugador tiene más que ver con su olfato para los negocios. Quizá por ese motivo ha invertido en Apple o en Ring -comprada por Amazon- o adquirió acciones de Google en los años 90 cuando solo unos pocos tuvieron la visión necesaria.

En febrero de 2021, la plataforma de fitness online Beachbody, de la que tiene una participación, salió a bolsa con un valor de 2.900 millones de dólares. En agosto de ese mismo año se unió a WynnBET, casa de apuestas deportivas, como inversor, consultor y embajador de marca, papel que repite en otros sectores como la moda (JCPenney), la nutrición deportiva (Novex Biotech), o el de las bebidas (Alkaline Water).

Golpe maestro en los negocios

Aunque quizá el golpe maestro lo dio cuando vendió su marca personal a Authentic Brands Group, que igual no es una compañía conocida, pero su portfolio sí. Marilyn Monroe, Forever 21, Muhammad Ali, Sports Illustrated, Elvis Presley o Juicy Couture son solo algunos de los más de 30 nombres y marcas de los que la empresa posee los derechos de propiedad intelectual. Les vendió su marca, pero invirtió en el grupo.

Por si fuera poco, Shaquille O’Neal mantiene acuerdos de patrocinio con marcas y compañías como Icy Hot, Gold Bond, Buick, Zales, Pepsi, Carnival Cruise Line o Reebok, y es analista habitual de la cadena TNT. Así pues, no es de extrañar que el exjugador de la NBA gane al año unos 60 millones de dólares -más que cuando estaba en activo- y tenga un patrimonio estimado de 400 millones, y sin tener en cuenta otros bienes o sus propiedades inmobiliarias, con mansiones en Orlando o Miami por ejemplo. No está nada mal para alguien que despilfarró su primer sueldo, 1 millón de dólares, en poco menos de una hora. Y todo gracias a una estrategia sencilla: ahorrar o invertir el 75% de sus ingresos y disponer del resto para vivir (muy bien). Un tipo listo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?