FAMOSOS

La dura infancia de Drew Barrymore: “El alcohol les parecía bien, pero no el azúcar”

La actriz ha contado cómo sus padres le prohibieron tomar azúcar para evitar que aumentase de peso después de alcanzar la fama en el mundo del cine.

Actualizado a
La dura infancia de Drew Barrymore: “El alcohol les parecía bien, pero no el azúcar”

Drew Barrymore ya ha confesado anteriormente cómo las adicciones cambiaron su vida desde muy joven. Desde el alcohol hasta la marihuana o la cocaína, la actriz probó vairadas sustancias que le llevaron a ingresar en una clínica de desintoxicación solo con 13 años. Un capítulo de su vida del que ha querido volver a hablar en su podcast ‘Drew’s News’, donde habla con su amigo Rob Lowe.

Una charla donde Barrymore ha relatado que, pese a que en su dieta sí tenían cabida las drogas, sus padres se pusieron muy estrictos con otro producto como es el azúcar, y es que después de alcanzar la fama con películas como ‘E.T. El extraterrestre’, éstos no querían que aumentase de peso para que fuese siendo atractiva a ojos de una industria como la de Hollywood.

El azúcar, la única prohibición de los padres de Drew Barrymore

Lowe, por su parte, quien tiene dos hijos, ha sido muy crítico con la peligrosa postura de algunos padres con el consumo del azúcar de los hijos: “Siempre he sabido que hay problemas cuando un niño me viene y me dice: ‘Mis padres no me dejan tomar azúcar’. Es que sé que me voy a encontrar a ese niño casi inhalando azúcar. Tan sencillo como eso. Hay que echarle un ojo a ese niño que te dice que sus padres no le dejan comer azúcar. Vigilarlo”.

Una opinión que Drew Barrymore ha respaldado, comentando además la situación que ella vivió, y sacando a la luz lo dura que fue su infancia. “Totalmente de acuerdo. Mi madre no me dejaba comer azúcar. Studio 54 [la conocida discoteca de Nueva York a la que iba de niña], la hierba y el alcohol les parecía bien, pero no me dejaban ni tocar el azúcar. Pero yo lo hacía, me comía el chocolate a escondidas, en el armario”, ha respondido.

Todos los demás hábitos podía hacerlos a la vista, pero el azúcar era algo que solo podía hacer en el armario”, ha añadido, dejando ver la situación tan surrealista que vivió. Respecto a su madre, Jaid Barrymore, asegura que “ha vivido con mucha culpa durante años, porque había creado un monstruo, pero luego me da la sensación de que también ha vivido con mucho dolor porque tampoco le he hablado durante un largo período de tiempo”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?