JUSTICIA

El juicio contra Dani Alves ya tiene fecha

Mayka Navarro ha señalado que la Audiencia de Barcelona “ha reservado dos semanas de febrero para que se celebre el juicio” contra el futbolista brasileño.

Actualizado a
FC Barcelona's Dani Alves duing his press conference as new ambassador against the Hepatitis C for the Egyptian pharmaceutical company Pharco at the Camp Nou Stadium in Barcelona, Spain, on May 24, 2016 (Photo by Miquel Llop/NurPhoto via Getty Images)

El juicio final contra Dani Alves ya tiene fecha. El futbolista brasileño, acusado de violar a una joven de 23 años en una discoteca, se sentará en el banquillo de la Audiencia de Barcelona en febrero de 2024, tal y como ha adelantado en exclusiva Mayka Navarro. La periodista señala que el Tribunal de la Ciudad Condal “ha reservado dos semanas de febrero para que se celebre el juicio”.

La vista podría suspenderse en el caso de que haya un acuerdo de conformidad entre ambas partes. “La abogada de la víctima dice que no hay acuerdo en torno a la condena que debería cumplir Dani Alves y añade que en este tipo de delitos sexuales no hay compensación económica que palie los daños personales”, añade.

Navarro cuenta que la idea de Alves era alcanzar un acuerdo con la víctima, pero su abogada sostiene no aceptar una pena inferior a cuatro años. “Sabemos que la petición de la Fiscalía es de nueve años de prisión, más otros diez de vigilancia y una orden de alejamiento de varios años. Alves quería llegar a un acuerdo para que fueran tres años, pero Ester García no acepta menos de cuatro años”.

Seguirá en prisión hasta el juicio

Dos semanas después de conocer que irá a juicio por un delito de agresión sexual, el acusado fue testigo nuevamente del intento frustrado de su defensa por sacarle de prisión. La Audiencia de Barcelona rechazó por tercera vez la libertad provisional del futbolista, que lleva entre rejas desde el pasado 20 de enero. La defensa del acusado alegó que “transcurrieron tres meses desde que se dictara la anterior resolución denegando la libertad” y que, además, “abonó la cantidad de 150.000 euros para su entrega a la víctima, lo que supondría la aplicación de la atenuante de reparación del daño como muy cualificada”.

El Ministerio Fiscal y la acusación particular se opusieron a esta medida tras argumentar que el brasileño ingresó en prisión para evitar la fuga. Un peligro que “no ha variado las circunstancias” ni “el transcurso del tiempo ha hecho disminuir este riesgo”.

Normas