SERIES

¿Cuál es la historia real de ‘El vigilante’? Esto pasó con las cartas del 657 Boulevard

La familia Broaddus vivió un auténtico calvario desde que compraron la casa en 2014, cuando empezaron a recibir cartas amenazantes de un “vigilante”.

Actualizado a
¿Cuál es la historia real de ‘El vigilante’? Esto pasó con las cartas del 657 Boulevard

Netflix y Ryan Murphy lo han vuelto a hacer. Después de arrasar con la historia de Jeffrey Dahmer durante el último mes, un nuevo proyecto ya le ha superado, posicionándose en el top-1 de series populares en la plataforma de streaming, ‘Vigilante’. Una trama escalofriante que está basada en hechos reales y que cuenta la historia de una familia que llega a la casa de sus sueños, la cual acaba convirtiéndose en la mayor de sus pesadillas.

Para entrar en contexto, la trama de Netflix se desarrolla en siete episodios que cuentan la vida de Dean y Nora Brannock (interpretados por Bobby Cannavale y Naomi Watts), que se mudan al 657 Boulevard en Westfield, Nueva Jersey, en 2014, donde todo parece ser perfecto, hasta que empiezan a recibir cartas amenazantes de alguien que se hace llamar “el Vigilante”.

Unas cartas donde se agradece además que traigan “sangre joven” en referencia a sus hijos. Unos textos que hacen dudar a los protagonistas de sus vecinos, lo que les lleva a acudir a la policía local para encontrar a la persona que les vigila, sospechando de Jasper y Pearl Winslow (Terry Kinney y Mia Farrow), quienes actúan fuera de lo común, y el primero siempre entra en casa de la familia sin permiso.

Su historia real

Pasando de la ficción a la realidad, la serie se basa en un artículo publicado por Reeves Wiedeman en ‘The Cut’, de la New York Magazine, en el año 2018, donde se cuenta la historia de Maria y Derek Broaddus, quienes compraron precisamente el 657 Boulevard en Westfield, donde también se desarrolla la serie. Un lugar que comienza a verse oscuro y tenebroso solo tres días después de que compraran la vivienda por cerca de un millón y medio de dólares, cuando recibieron la primera de las cartas del vigilante.

El miedo comenzó a apoderarse de la familia, que recurrió a la policía, y después se puso en contacto con los anteriores dueños, quienes también habían recibido una carta extraña justo antes de vender la casa, pero que no le dieron importancia porque en los 23 años que vivieron allí no habían tenido ningún problema.

Mientras que en la serie sí se mudan, en la realidad nunca llegaron a hacerlo, aunque vivieron muy cerca y acudían asiduamente para revisar las remodelaciones y dar con el vigilante, llevándoles a sospechar de todos sus vecinos, aunque fue la familia Langford de quien más dudaron, aunque ni la policía ni los investigadores privados hallaron pruebas contra ellos. De hecho, para el resto del pueblo, los propios Broaddus fueron sospechosos, pues creyeron que ellos mismos estaban mandando las cartas para sacar algún beneficio económico con una demanda.

Una historia que, sin embargo, no tiene un final cerrado, y es que la policía no llegó a dar con la persona que estaba detrás del caso. Respecto a la casa, la pusieron en venta en varias ocasiones, hasta que pudieron venderla cinco años más tarde, en 2019, por 959.000 dólares, cerca de 400.000 y 500.000 dólares menos de lo que pagaron.

Además, Derek y Maria pusieron una queja legal contra los dueños anteriores debido a que éstos nunca les dijeron que habían recibido una carta del vigilante.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?