FAMOSOS

Bigote Arrocet acusa a las Campos de morosas: “Les presté 50.000 euros y no me los han devuelto”

El cómico chileno está dispuesto a seguir hablando para limpiar su imagen de que vivía a costa de la malograda periodista María Teresa Campos.

Actualizado a
Edmundo "Bigote" Arrocet

Por más que las Campos salgan en tromba contra él, Edmundo Arrocet no tiene pensado callarse nada, ni siquiera por respeto a la que fuera su pareja, la malograda periodista María Teresa Campos, con quien compartió algo más de un lustro de vida, y de quien fue su último amor.

Aunque aquella relación entre el cómico y la que fuera reina de las mañanas terminó hace ya tiempo, con la famosa frase de ella anunciándolo en la portada del ¡Hola! (“Que se acaba Edmundo no significa que se acabe el mundo”), el chileno ha vuelto a los focos para hablar sobre ella y dejar bien patente la poca sintonía que tiene con las dos hijas de esta: Terelu Campos y Carmen Borrego.

Lo último ha sido acusarlas de morosas en una entrevista que le ha dado a Informalia, el portal sobre famosos de El Economista. “Presté 50.000 euros a las Campos y eso no me lo han devuelto”, ha asegurado.

El préstamo a la Campos y a Terelu

En la entrevista, el chileno cuenta que él no vivía de la veterana periodista, ya que su economía, de hecho, se encuentra más saneada de la que esta tenía en el momento en que estaban juntos.

Terelu me devolvió el dinero siempre. Yo se lo prestaba encantado, como lo hice con Teresita la primera vez en Málaga, cando las vi un día con los ojitos llorosos. Lo habría hecho con cualquier persona cercana si la hubiera visto así, pero mucho más si es alguien a quien quieres. Sin embargo, no lo habría contado jamás. Me parece de mal gusto. Hasta que explotas por las mentiras que te indignan o te califican de chulo”, relata este.

“El primer préstamo fue de 10.000 euros. Y como Teresita tenía urgencia, y, para mí, en aquel momento sacarlo de fuera me resultaba complicado, el dinero salió de la cuenta de ni hija. Luego, necesitó otros 10.000 y 30.000 euros más. En total presté 50.000 euros a las Campos y eso no me lo han devuelto. Jamás lo habría contado si no me hubieran acusado de vivir a su costa. Le pedí que me lo devolviera cuando nos peleamos pero nunca me lo devolvió y ahora eso no importa nada”, agrega.

María Teresa Campos y Edmundo Arrocet.
Ampliar
María Teresa Campos y Edmundo Arrocet.Europa Press / ContactoPhotoEuropa Press

María Teresa, generosa

En la entrevista le pregunta también cómo es posible que María Teresa Campos no tuviese dinero con todo lo que ganaba. “No lo sé, nunca pregunte por sus finanzas ni ella por las mías. Solo puedo decir que gastaba mucho, que tenía las manos muy abiertas, que ayudaba a los demás”.

Y añade sobre sus propias finanzas: “Mi economía va perfectamente. Esa tontería me hace reír. Las cosas me van bien, tengo negocios en Chile sobre todo, pero también en Argentina. Y buenos contactos en toda Hispanoamérica. Se puede comprobar en el dosier del grupo Iberiólica, que ha hecho posibles los parques eólicos más importantes de América del Sur. Allí reconocen que ha sido gracias a mi gestión”.

Además, aclara la información que ha salido al respecto de que podría estar embargado. “Es fácil de explicar. Hacienda me ha enviado desde 2015 requerimientos a una dirección de Canarias, que no es la mía. Ni siquiera soy yo el destinatario. Es otro señor que ni conozco. Este tipo de organismos, mientras se aclaran las cosas, embargan, luego lo liberan. Estoy muy tranquilo”.