TIKITAKAS

La nueva vida de Fábio Coentrão

El exlateral portugués del Real Madrid ha vuelto a sus raíces. Se dedica a la pesca, como lo hizo su padre, y defiende la profesión: “La vida en el mar no es ninguna vergüenza”.

Actualizado a

Fábio Coentrão (33 años) nació en Vila do Conde, una localidad pesquera a menos de 30 kilómetros al norte de Oporto. Creció alimentando dos pasiones: el fútbol y la pesca. Pasiones que le han acompañado toda su vida. La primera le llevó a conseguir el mayor sueño de su vida: jugar en el Real Madrid. Coentrão fichó en el verano de 2011 por el Real Madrid después de que el club blanco pagara 30 millones por el lateral portugués del Benfica. Firmó por seis temporadas, pero no estuvo todas en el club blanco. Hubo cesiones al Mónaco y al Sporting de Portugal.

Su fichaje por el Madrid le permitió seguir alimentando su otra gran pasión. Ahora, ya retirado del fútbol a una edad aún temprana, 33 años, ha cambiado por completo de vida. Ahora es armador de barcos en Portugal y cuenta que fue estando en el Real Madrid cuando compró su primer barco pesquero. De su pasado en el fútbol y de su nueva vida en el mar ha hablado Fábio Coentrão en una entrevista en el canal portugués de televisión digital Empower Brand Channel.

Secuencias del reportaje 'Pesca 2020' emitido en el canal de YouTube de la cadena portuguesa Empower Brand Channel.
Ampliar
Secuencias del reportaje 'Pesca 2020' emitido en el canal de YouTube de la cadena portuguesa Empower Brand Channel.

Ahora tiene otra vida bien distinta, alejado de los focos y los lujos del fútbol. Coentrão ha preferido volver a sus raíces y a una tradición que le viene de su padre pescador. "La gente que ama el mar y que quiere vivir la experiencia del mar necesita seguir su voluntad, su sueño. Es un trabajo también para las nuevas generaciones. La vida en el mar no es una vergüenza, como mucha gente piensa. Es un trabajo como otro cualquiera. No solo eso. El mar es precioso y lo necesitamos, debe haber gente trabajando aquí. Esta gente debe ser respetada como en cualquier otra profesión".

Pero no solo tiene una vida muy distinta sino que ahora tiene también otros sueños, como el que tenía con 15 de años de acabar jugando en el Real Madrid y que ya cumplió. Con 33 años, después de dejar el fútbol, es armador de barcos en Portugal. En la actualidad tiene tres, pero sueña con ampliar su propia flota pesquera: "Con 40 años me gustaría tener 10 barcos. Tengo un largo camino por delante, pero soy optimista en la vida, tengo mucha confianza en mí mismo, volveremos a hablar los dos (le reta a la periodista) y ya tendré los 10 barcos. Ojalá".

"Vengo aquí desde que nací. Mi padre tenía un barco, estaba en el sector de la pesca y solía ir mucho con él, me encantaba. Cuando tenía tiempo o estaba de vacaciones venía por aquí siempre que podía. Mi vida era el mar: el mar y pescar. Por supuesto, sabía que el fútbol un día acabaría y que debería tomar una nueva dirección en mi vida. Y mi felicidad es esta embarcación y esta es la vida que quiero llevar", confiesa el exlateral del Madrid.

Tanto sabía que el mar iba a ser su nueva vida que hace seis años, estando todavía en activo, Coentrão se inició en este proyecto. Ahora es un empresario de la pesca más (en Portugal hay 3.800 embarcaciones pesqueras), que trabaja duro para mejorar y crecer en un sector que considera que es atractivo "para las nuevas generaciones".

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?