LIFESTYLE

El ayuno intermitente de Santiago Segura para perder peso: "No se lo recomiendo a nadie"

La evidente transformación física de Santiago Segura en los últimos años y su adherencia al ayuno intermitente reabre el debate sobre si es un método efectivo para perder peso.

Actualizado a
Santiago Segura.

Es difícil cuantificar cuánto peso ha perdido Santiago Segura a lo largo de los últimos años. En alguna ocasión, el actor y cineasta español ha reconocido dejarse en el camino unos 50 kilos gracias a una dieta estricta aderezado con un polémico ingrediente sobre el que no existe un consenso claro a nivel científico: el ayuno intermitente.

"He estado en 116 kilos”, aseguraba Segura a principios de año, cuya transformación física es objeto de comentarios y debates públicos cada vez que el actor hace acto de presencia en un evento promocional o programa de televisión.

El último ejemplo se produjo en 'El Hormiguero', donde Santiago Segura, a preguntas de Pablo Motos reconocía que hace ayunos casi interminables. "Yo en mi mente digo 'no me voy a pasar como me pasaba antes', que comía bollería industrial o cualquier mierda. Ahora digo 'si hay algo que esté espectacular, me paso", señalaba para dejar una frase lapidaria.

"No se lo recomiendo a nadie, pero, sí, yo hago ayuno intermitente de 18 o 36 horas. En la prehistoria el hombre comía lo que cazaba y luego estaba varios días sin comer, con lo que nuestro organismo está preparado para ello", defendía el cineasta, que acaba de estrenar A todo tren, destino Asturias.

Una de las últimas aportaciones de la ciencia

Llegados a este punto, ¿es beneficioso el ayuno intermitente?¿hay base científica que lo sustente? La respuesta no agradará a los defensores del método. Y es que, como compartía a principios de año en su blog Julio Basulto, reputado dietista y nutricionista, una revisión Cochrane, que “viene a ser para los que nos dedicamos a la sanidad como la Biblia para un cristiano”, la evidencia sobre su utilidad para perder peso no está nada clara.

El estudio, una revisión sistemática y metaanálisis de otros trabajos científicos que hayan evaluado la supuesta efectividad de esta propuesta para prevenir las enfermedades cardiovasculares, para controlar el peso corporal o para regular los niveles de glucosa en sangre, define ayuno intermitente como “ayunar uno o dos días a la semana; ayunar en días alternos; o comer solo durante ciertas horas y ayunar al menos 12 horas cada día”.

Como comparte Basulto, las principales conclusiones del trabajo en lo que a adelgazar se refiere, indican que no hay pruebas de que el ayuno intermitente sea útil sea más útil que la restricción calórica tradicional para perder peso. De hecho, el pequeño efecto del ayuno intermiente sobre la pérdida de peso en comparación con no hacer nada “no fue clínicamente significativo” y se desconocen sus posibles efectos a largo plazo.

¿Ayuno intermitente o cambio de hábitos?

Así pues, en el caso de Santiago Segura, es complicado evaluar por cuatro o cinco declaraciones públicas si su evidente trasformación física se debe más a lo que cuenta que a lo que no cuenta. Es decir, es posible que en su caso sea más efectivo el patrón alimentario, la restricción calórica y el ejercicio físico asociados que no los períodos de ayuno. Pero como comentábamos al principio, el consenso es imposible.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?