INGLATERRA

Rooney se sincera sobre su adicción al juego: afectó a su fútbol y a su matrimonio

El futbolista se ha sumado a una campaña de concienciación sobre el juego después de acordar llevar el número 32 para promocionar una casa de apuestas.

Wayne Rooney se ha abierto en una entrevista como parte de la campaña de concienciación sobre el juego 'Stay in control' de 32Red, la casa de apuestas que ha financiado al Derby County con el que ayer debutó como jugador-entrenador con una exquisita asistencia. El inglés ha reconocido haber sufrido un serio problema de adicción al juego que llegó a afectar a su fútbol con el Manchester United y con la Selección Inglesa, y también a su matrimonio.

El futbolista se convirtió desde muy joven en una estrella futbolística, y su traspaso al conjunto de Manchester le permitió amasar una gran fortuna. Este hecho, unido al tiempo libre que le permitían las concentraciones y al auge de los teléfonos móviles, propició que llegara a perder casi un millón de euros en tan solo cinco meses. Según él, fue "absorbido" por haber tenido éxito en sus primeros pronósticos, y poco a poco fue cayendo en diferentes aplicaciones mientras intentaba matar el tiempo en las concentraciones con sus equipos.

Ver esta publicación en Instagram

Off to a winning start 🙌🐏 #dcfc

Una publicación compartida de Wayne Rooney (@waynerooney) el

Pero en 2008 ya no solo se escondía en una habitación de hotel junto a su teléfono, sino que llegó a perder 80.000 euros en dos horas en un casino. "Era un muchacho joven que acababa de ganar mucho dinero. Para un partido fuera de casa con el Manchester United te quedas en un hotel, y con Inglaterra estás en un hotel de siete a diez días. Te aburres y haces cosas para llenar el tiempo. En ese momento, el juego era uno de ellos", comentó.

La facilidad para realizar cada una de las apuestas es uno de los principales problemas: "Fue fácil hacer apuestas por teléfono. No parecía dinero real. No era como si tuviera que apostar y hacer apuestas donde hay límites. Antes de que te des cuenta, has perdido un poco y no te das cuenta de la cantidad que estás ganando. Gané al principio y pensé que era dinero fácil. Te absorbe un poco más y terminé perdiendo, terminé abajo".

Ver esta publicación en Instagram

Merry Christmas everyone 🎄🎅🏼❤️

Una publicación compartida de Wayne Rooney (@waynerooney) el

El gasto, intentando recuperar las pérdidas

Rooney ha confesado, de igual modo, que cayó en otro de los errores de los jugadores principiantes: incrementar las apuestas para intentar recuperar las pérdidas. "Terminé subiendo las apuestas intentando recuperar mi dinero. Estás allí para jugar con tu país o con tu club y cuando pierdes dinero como yo, te afecta. Afortunadamente logré pagar lo que perdí y no volví a jugar. He aprendido de mis errores. Si continúas jugando, pierdes más. Ahí es cuando puedes ser absorbido por una mala situación", explicó.

El acuerdo con el Derby County enfadó a su mujer

El delantero recaló en el Derby County y en el acuerdo que ambos firmaron se comprometió a lucir la camiseta con el dorsal 32 para dar aún mayor publicidad a 32Red. Esta decisión tan particular enfadó a muchos aficionados que le acusaron de vender su alma, pero también cabreó a su esposa Coleen. "Ella y la familia de Wayne están preocupados por lo que implica el acuerdo con esta compañía y si él será tentado de nuevo por el estilo de vida del juego que solía amar antes en Inglaterra", comentó una fuente cercana a la familia para The Sun. Rooney jugó a la ruleta, al blackjack y a otros juegos de forma habitual y su matrimonio con Coleen no atravesaba su mejor momento en los últimos, aunque parece que todo ha cambiado con su vuelta a Reino Unido.