LOTERÍA DE NAVIDAD

Doña Manolita, la administración la que más premios reparte, es del conde Cabrillas

La Administración de Lotería está en la calle Carmen, 22. Es la que más vende de España, pero también la que más premios da. Ha repartido 76 Gordos de la Lotería de Navidad.

Doña Manolita, la administración la que más premios reparte, es del conde Cabrillas

Doña Manolita es la administración número 67 de Madrid. Es ya un símbolo de Madrid y desde el mes de octubre hay colas con gente llegada de todos los rincones del mundo para hacerse con un número para el sorteo de Navidad. Han repartido 76 gordos de la Lotería de Navidad a lo largo de su historia.

Doña Manolita nació en 1879. Su primera administración de Lotería fue en la calle San Bernardo. Reparte premios desde el principio y consolida su negocio pronto. En una entrevista concedida a Crónica en 1930 explicó el inicio de su buena suerte: “Harta de que no tocara nada hice cuatro viajes a Zaragoza. Curiosamente en los cuatro vi a la Pilarica con el manto rojo, que dicen que es signo de fortuna. Pidió unos números, los vendió en su administración y ese año cayó el Gordo de Navidad”. Y así comenzó su racha que dura en la actualidad…

Pionera

Doña Manolita es un ejemplo de mujer con éxito, pionera de nuestra sociedad. Luchó por su negocio, triunfó y su nombre está ya en la historia de España. En 1931 traslada la administración a Gran Vía, 31 y a la vez vende también en sol. Desde 2011 atienden en la calle del Carmen, 22.

Herederos

Doña Manolita fallece con 72 años el 7 de mayo de 1951, pero su familia siguió con la tradición. Ella murió sin descendencia, así que primero pasó a su hermana Carmen y luego al hijo de esta. En 1987 se vendió el negocio al Conde de Cabrillas, pero eso no repercutió en sus ventas. Juan Luis de Castillejo y Bermúdez de Castro es el propietario actual. Es un aristócrata anónimo que vive en el barrio de Salamanca. Se casó en 1995 con Isabel Muñoz y Ozores de Urcuola. Tienen una hija, que heredará el próspero y exitoso negocio.

Ya no hay que hacer cola

Cuenta con una plantilla de 30 personas y venden más de 80 millones de décimos al año. Además de atender presencialmente, se pueden adquirir sus décimos a través de su página web. Ha repartido más de 76 gordos desde su fundación y según se acerca el 22 de diciembre las colas para comprar un décimo son interminables aunque este año han querido acabar con eso. Han colocado en su puerta una máquina en la que sacas número y cuando te vaya a tocar te avisan a través del teléfono móvil. Pese a ello, hay gente que prefiere hacer cola.