EUROVISIÓN 2019

Madonna enfrenta duras críticas por su decisión de cantar en Eurovisión

Madonna enfrenta duras críticas por su decisión de cantar en Eurovisión

Getty

Desde usarios de las redes sociales a organizaciones activistas, son muchos los que están solicitando a la artista que cancele su participación en una de las ediciones más controvertidas del certamen.

Hace dos días se confirmaba finalmente un rumor que llevaba cuajándose desde hace meses, y que apuntaba a Madonna como la invitada estrella de Eurovisión 2019, que se celebrará en Tel Aviv el próximo 18 de mayo. Pero aunque la noticia no haya pillado del todo por sorpresa, las reacciones negativas a la futura actuación de la Reina del Pop en la ciudad israelí se están propagando como la pólvora, hasta el punto de haberse ya acuñado un hashtag que acoja la petición colectiva a la artista para que se eche para atrás en su decisión: #MadonnaDontGo.

El llamamiento a boicotear el festival se inició desde el mismo momento en el que la cantante Netta, representante israelí, ganara la pasada edición convirtiendo automáticamente a la nación de Oriente Próximo en la sede donde alojar el macroconcurso musical de este año. Las protestas relativas a la violación de los derechos palestinos conforman el argumento que están blandiendo muchos de los que se oponen al evento, y ahora, el anuncio de la presencia estelar de Madonna parece haber revitalizado estas protestas, dando paso a una verdadera campaña virtual.

Desde Twitter, muchos usuarios están recordando a la estrella las palabras que pronunció en defensa de los niños de Gaza en el año 2014, en las que exigía el alto al fuego del conflicto, y otros están rogando a la cantante que "se mantenga en el lado correcto de la historia", de mano de "la justicia y la libertad". Por otro lado, también están los que directamente han  descalificado a la cantante tachándola de "desalmada", de estar "ciega a la realidad" o de no tener "vergüenza".

Numerosas organizaciones se han sumado también al movimiento de Twitter, uniendose así a otros fuertes frentes en contra del certamen, como el manifiesto que firmaron a finales de enero numerosas personalidades británicas para exigir que la BBC no retransmita el evento, y que incluía las firmas de Roger Waters, uno de los fundadores de Pink Floyd o los cineastas Ken Loach y Mike Leigh.

La respuesta visual de Madonna

Por su parte, la cantante no se ha pronunciado directamente sobre la polémica que está envolviendo a su participación. Sin embargo, sí que ha publicado hoy en los storys de su Instagram una imagen pacifista en la que aparece un arma tachada por una cruz, a la que sin embargo, no ha acompañado de ningún texto.

El espectáculo que dará en Tel Aviv comprenderá dos canciones, una de ellas perteneciente a su próximo disco. La remuneración que obtendrá por su participación, y que será cubierta por el millonario canadiense Sylvan Adams, asciende a más de un millón de euros.