1
2
3
4
5

NEXTGEN ATP FINALS

Alcaraz barre a Korda y gana las NextGen Finals a lo grande

El murciano de 18 años venció al estadounidense de 21 y termina el torneo como campeón invicto y con un balance espectacular de 15-1 en sets.

Milán
0

Carlos Alcaraz puso este sábado en Milán otra pica en un deporte, el tenis, en el que triunfará si nada se tuerce y la suerte le acompaña. El murciano ganó las NextGen ATP Finals con una demostración estremecedora de fuerza, calidad, determinación y nervios de acero. Con esa receta engulló en la final dirimida en el Allianz Cloud, un bonito pabellón que nunca olvidará, a Sebastián Korda, un jugador teóricamente más hecho, de 21 años, al que frenó una y otra vez hasta desesperarle y vencerle: 4-3 (5), 4-2 y 4-2 en 1h22. “Esto es asombroso, ganar este torneo significa mucho para mí. Estoy emocionado. Empecé muy nervioso y tuve que calmarme para salvar los puntos de break”, dijo aún en la pista. Y se despidió en la entrega de trofeos con clase, en italiano: "Grazie a tutti, ci vediamo el prossimo anno" (Gracias a todos, nos vemos el año que viene).

Alcaraz es el campeón más brillante que ha dado el Masters sub-21 en sus cuatro ediciones, porque además de alcanzar el título invicto, lo hizo con un balance de 15-1 en sets, cifras que ni Chung, ni Tsitsipas ni Sinner, los anteriores ganadores, habían acreditado. También es el más joven que alcanza las 32 victorias (con 17 derrotas) en una misma temporada desde que lo hiciera el ruso Andrey Medvedev con la misma edad en 1992 (32-11). Y aún puede hacerlo mejor si juega y gana algún partido con España en las Finales de la Copa Davis.

Ahora mismo, Carlos es el líder indiscutible de la NextGen. Alguien dirá que en Milán no estaban Sinner ni Auger-Aliassime, que se borraron para competir sin éxito en Estocolmo. Pero el español ganó al italiano hace poco en París-Bercy y al canadiense no pudo hacerle partido en el pasado US Open porque jugó lesionado. En el torneo de los jóvenes ha arrasado contra rivales de todo tipo. En la final, contra un sacador tan bueno al menos como él, al que poco a poco minó haciendo lo que siempre predica: mejorar. Ajustó sus restos y también el punto de mira de su drive, desbocado al inicio del partido por una aplicación excesiva de la agresividad que le pedía con buen criterio su entrenador, Juan Carlos Ferrero, otro campeón, un número uno al que se abrazó para celebrar el triunfo.

Acción y reacción

Como él mismo reconoció, Alcaraz arrancó hecho un flan, pero tuvo la entereza de serenarse en esos puntos decisivos tras el deuce que tan bien manejó durante toda la semana. De esa manera salvó el escollo del primer set y se soltó, comenzó a sacar mejor y a errar menos. Korda, muy dependiente de su servicio y menos estable desde el fondo de la pista que su oponente, notó como la presión en su contra subía como la espuma y ya no pudo parar al titán de El Palmar, que se trae para España el primer éxito de la Armada en las NextGen. Con 14 años ganó en Londres un mini masters que se jugó paralelamente al sénior de 2017, en el que compitió un lesionado Rafa Nadal. En Milán, Charly ha escalado un peldaño. En esa progresión lo siguiente serían las ATP Finals. El futuro le pertenece.

Resultados y clasificaciones.